El agua que cubre más del 70 por ciento de la Tierra es origen de vida y esta se evaporara por el exceso de calor, aumentando así el efecto invernadero.

La fuente de vida y gigantesca vía de comunicación, esta amenazados por la degradación del Planeta.

El agua cubre más de 361 millones de kilómetros cuadrados de la superficie terrestre. El 97 por ciento de toda el agua del planeta corresponde a agua salada marina.

Los mares y océanos son además un gran filtro o sumidero ecológico y una de las grandes bazas para frenar el calentamiento global. Se calcula que las aguas marinas absorben 2.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero.

Según varias teorías sobre cuál será la causa que llevará a la desaparición de nuestro planeta, desde que nos estrellemos contra otro cuerpo celeste hasta que terminemos dentro de un agujero negro o recibamos el impacto de unos asteroides.

Cómo la explosión de una supernova podría acabar con la vida en la Tierra.

A esto responde la astrofísica de la Universidad de Sussex de Brighton en el Reino Unido, Jillian Scudder, afirmando que el Sol, la estrella que hace posible la vida en la Tierra, acabará destruyéndonos.

“Las predicciones sobre qué le ocurrirá exactamente a la Tierra a medida que el Sol aumente su brillo en los próximos 1.000 millones de años son bastante inciertas. Sin embargo, la idea general es que el exceso de calor procedente de esa estrella provocará que se evapore más agua de nuestro planeta y se concentre en la atmósfera, con lo cual generará un efecto invernadero que atrapará aún más calor y acelerará la evaporación”, detalló Scudder.

Más detalles

La energía que emite el Sol aumenta de manera paulatina a medida que quema hidrógeno y acumula helio, con lo cual mucho antes de que agote esas reservas, su radiación será tan intensa que separará las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno.

Las sustancias más peligrosas para el agua potable son el arsénico, el cadmio, el zinc, el cromo, los nitratos y nitritos y las razones de la no potabilidad del agua se dan como consecuencia de la presencia de bacterias, virus, minerales en presentación de partículas o disueltos, productos tóxicos, depósitos o partículas en suspensión.

De este modo, dentro de alrededor de 3.500 millones de años la radiación solar será un 40 por ciento más intensa, algo que haría hervir el agua de los océanos y causará que la Tierra, llena de vida, llegue a ser tan insoportablemente caliente y seca como Venus.

 Fuente: RT en español

Redacción: Fabiola Cruz

 

 

1031 View