En medio de la preocupación por la automatización, la necesidad de nuevas habilidades, una fuerza laboral que envejece y el endurecimiento de los mercados laborales, el problema decisivo que enfrentan las empresas este año es alinear a los ejecutivos de primera línea para centrarse en el papel evolutivo de los negocios en la sociedad. En este informe de Tendencias Mundiales de Capital Humano 2018,  se acuña el surgimiento de la empresa social,  o Social Enterprise Deloitte también examina las crecientes expectativas de las personas y el ritmo apasionante al que la tecnología moldea las prioridades de capital humano de las organizaciones.

“A medida que la sociedad lidia con desafíos demográficos, tecnológicos y sociales desalentadores, la gente quiere que los líderes empresariales cierren la brecha, pero nuestra investigación muestra que tienen un largo camino por delante”, así lo trasmitió Erica Volini, Directora Líder de Capital Humano de Estados Unidos de Deloitte Consulting LLP. “El informe de este año es una llamada de alerta para que las organizaciones vean más allá de sus cuatro muros y re imaginen respecto a protagonizar roles más amplios en la sociedad. La integración los ejecutivos de primera línea para construir una empresa más social será un factor diferenciador para las empresas en la atracción el talento adecuado, impulsar la lealtad del cliente y sostener el crecimiento a largo plazo”.

 

Con la participación de más de 11.000 líderes de recursos humanos y de negocios, el informe Tendencias Mundiales de Capital Humano de este año es el mayor estudio longitudinal de su tipo. Los encuestados señalan abrumadoramente la necesidad de ejecutivos de primera línea sinfónicos —un enfoque interdisciplinario y basado en equipo para enfrentar problemas complejos— con un 85%  que define esta tendencia como importante o muy importante. Los resultados de las encuestas muestran que las empresas donde los ejecutivos de primera línea colaboran con regularidad tienen un tercio más de posibilidad de crecer un 10 % más que las empresas cuyo liderazgo opera en silos. A pesar de ser tan necesario para avanzar en la empresa, el 73% dice que sus ejecutivos no colaboran regularmente.

126 View