Mientras gran parte del mundo lucha por contener nuevas olas de la pandemia de covid-19, Taiwán acaba de cumplir su 200 día consecutivo sin un caso de transmisión local de la enfermedad.

La respuesta de Taipei a la pandemia de coronavirus ha sido una de las más eficaces del mundo. La isla de 23 millones de habitantes informó por última vez de un caso de transmisión local el 12 de abril, que fue el domingo de Pascua. Hasta el jueves, había confirmado 553 casos, de los cuales solo 55 eran transmisiones locales. Se han registrado siete muertes.

La Pascua fue un hito importante en Estados Unidos porque el presidente Donald Trump había dicho un mes antes que quería que el país «estuviera abierto y con muchas ganas de salir» para la festividad.En ese momento, 1,7 millones de personas habían sido infectadas y 110.000 habían muerto por el virus en todo el mundo. Este viernes, esas cifras habían superado los 45 millones de casos y más de 1,1 millones de muertes, según la Universidad Johns Hopkins.

El logro de Taiwán

El logro histórico de Taiwán llega en una semana en la que Francia y Alemania anunciaron nuevos confinamientos y Estados Unidos identificó un récord de más de 88.000 casos en un día. El estado de la Florida, que tiene un tamaño de población similar a Taiwán, con aproximadamente 21 millones de personas, identificó 4.188 casos solo el miércoles.

Taiwán nunca ha tenido que promulgar confinamientos estrictos. Tampoco recurrió a restricciones drásticas a las libertades civiles, como en China continental.

En cambio, la respuesta de Taiwán se centró en la velocidad.

Las autoridades taiwanesas comenzaron a inspeccionar a los pasajeros en vuelos directos desde Wuhan, donde se identificó el virus por primera vez, el 31 de diciembre de 2019, cuando el virus era principalmente objeto de rumores e informes limitados.

Taiwán confirmó su primer caso reportado del nuevo coronavirus el 21 de enero y luego prohibió a los residentes de Wuhan viajar a la isla. Todos los pasajeros que llegaban de China continental, Hong Kong y Macao debían someterse a un control.

Todo esto sucedió antes de que Wuhan se cerrara el 23 de enero. En marzo, Taiwán prohibió a todos los extranjeros ingresar a la isla, excepto a los diplomáticos, residentes y aquellos con visas de entrada especiales. /CNN en Español- 

Leave a Comment