Los hospitales públicos de Ecuador registran una ocupación del 62 por ciento de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) con pacientes infectados de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), informó hoy el viceministro de Salud, Xavier Solórzano.

“En todo el país hay 464 camas en las Unidades de Cuidados Intensivos, de las cuales el 62 por ciento están ocupadas. La ciudadanía debe cumplir con las medidas de bioseguridad, es la única forma de evitar contagios”, dijo Solórzano a la televisora local Ecuavisa.

Además, de las 1.896 camas de hospitalización destinadas a casos de COVID-19, el 33 por ciento están ocupadas, agregó el funcionario, al citar datos oficiales del Ministerio de Salud Pública (MSP).

“Tenemos cuatro de cada 10 camas disponibles para COVID-19, pero eso no tiene que darnos licencia para matar”, apuntó la autoridad sanitaria, quien atribuyó el aumento de contagios a la indisciplina ciudadana en más de ocho meses de pandemia.

Ecuador registró 978 nuevos infectados de la COVID-19 en las últimas 24 horas, con lo que se elevó hoy a 173.486 los casos de contagio, según el reporte diario del MSP.

Adicionalmente, el país sudamericano sumó 12.815 muertos en el contexto de la pandemia entre confirmados (8.492) y probables (4.323).

La ciudad de Quito, la capital y actual epicentro de la COVID-19 en Ecuador, sigue reportando un aumento sostenido de contagios al sumar este sábado 56.217 enfermos, 543 más que el viernes.

En Quito, y las provincias de Guayas, Manabí (suroeste) y Azuay (sur) varios hospitales reportan una alta ocupación de camas con pacientes infectados, por lo que las autoridades locales apelan a la corresponsabilidad ciudadana para contener la expansión del virus.

El aumento de casos de contagio en la última semana se atribuye al feriado que vivió el país del 9 al 11 de octubre pasado, en el que según Solórzano, se registraron conductas inapropiadas debido al relajamiento ciudadano.

“Hubo un mal comportamiento, esto es claro. No hay que echar la culpa a las autoridades y que no hay camas, las epidemias no se vencen en los hospitales”, subrayó el viceministro.

Advirtió que si la ciudadanía no se cuida y se desbordan los contagios, el sistema hospitalario que tiene el país no va a estar en capacidad de atender una excesiva demanda de casos.

Ante ello, el MSP está atento a lo que pueda pasar en los próximos feriados de diciembre por Navidad y fin de año, eventos en los que se espera mayor corresponsabilidad ciudadana y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

Actualmente, según expertos, Ecuador está viviendo una prolongada primera ola de contagios, por lo que las cifras de infectados y de fallecidos, mantendrán una tendencia creciente por lo menos hasta marzo de 2021.

La pandemia en el país empezó el pasado 29 de febrero y desde junio pasado la nación entró en un proceso de desconfinamiento social para reactivar la economía, luego de tres meses de cuarentena obligatoria./Xinhua-

Leave a Comment