El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró ayer lunes con una subida del 8,48 %, hasta 40,29 dólares el barril, propulsado por el anuncio de prometedores resultados en las pruebas de la vacuna del coronavirus que desarrollan Pfizer y BioNTech.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en diciembre sumaron 3,15 dólares con respecto a la sesión previa, recuperando la barrera de los 40 dólares.

El crudo de referencia en EE.UU. se disparó al igual que la bolsa gracias a las noticias sobre la vacuna de Pfizer, después de que la empresa anunciara que los estudios clínicos realizados muestran una eficacia superior al 90% en participantes sin evidencias previas de infección.

A lo largo del día, el barril de WTI llegó a ganar más de 4 dólares, para finalmente acabar con una subida superior a los 3 dólares en una jornada de entusiasmo en los mercados.

«Los precios del petróleo están reaccionando de una forma violentamente positiva con el mercado teniendo en cuenta la posibilidad de una introducción más rápida de una vacuna global», señaló en una nota el analista Bjornar Tonhaugen, de la firma Rystad Energy.

Según Tonhaugen, a ojos de los inversores una vacuna aseguraría que no habría más confinamientos y permitiría la recuperación del transporte aéreo y por carretera y, como consecuencia, de la demanda de crudo.

Este lunes, el WTI también se vio beneficiado por las noticias que llegaban de una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde el ente dijo que prevé que en 2021 la demanda de petróleo crezca en 6.5 millones de barriles por día (mbpd), equivalente a las dos terceras partes de los 9.8 millones que ha retrocedido este año por la crisis provocada por la pandemia.

Los contratos de gasolina con vencimiento en diciembre restaron algo más de 7 centavos hasta 1.16 dólares el galón. /EFE-

Leave a Comment