Según informa “EFE”, expertos han bautizado al fenómeno de “blanqueamiento de dientes” como “blancorexia” debido a la gran cantidad de personas que han querido someterse a este tratamiento en los últimos años.

Así, las personas están recurriendo a tratamiento de bajo costo o incluso a medidas caseras, como por ejemplo el uso de agua oxigenada, bicarbonato de sodio o carbón activado. Sin embargo, estos últimos son agentes corrosivos que pueden dañar los dientes. 

El tratamiento adecuado se debe realizar con sustancias que contienen peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno pero las concentraciones de estas deben ser exactas y no solo basta con eso, sino que también el paciente debiera someterse a una evaluación previa al blanqueamiento. Esto es advertido por el Consejo General de Colegios Odontológicos y Estomatólogos de España, que insiste en un examen previo para ver si no hay daño en la dentadura.

Posible Necrosis Pulpar

Además, añaden que si este no se realiza, se corre el riesgo de que los agentes encuentren fisuras y dañen el interior del diente lo que podría derivar en una necrosis pulpar, que es la muerte del nervio del diente y que, por lo demás, es muy dolorosa.

Los expertos también mencionan que el color del diente está determinado, entre otras cosas, por la genética y someterse a un blanqueamiento puede derivar en otras consecuencias, como las mencionadas.

/Con información de Rockandpo.cl y EFE-

Leave a Comment