El Ministerio español de Sanidad notificó este martes 17,395 nuevos positivos de coronavirus, que elevan el total a 1,398,613 desde que comenzó la epidemia, con 39,756 fallecidos, 411 de ellos reportados en las últimas 24 horas, nuevo récord de muertes en la segunda ola.

La incidencia media por cien mil habitantes en los últimos 14 días llega a 524.6 casos, inferior a la de países como Italia (655.4) y Francia (908.5 4), y bastante alejada de Bélgica (1,458.4) y Chequia (1,390.1).

Muy por encima de la media nacional están las dos ciudades autónomas norteafricanas -Ceuta con 1066 y Melilla con 1059-; Aragón (noreste), con 976; Navarra (norte), con 910; Castilla y León (centro norte), con 858; La Rioja (norte), con 796; o el País Vasco (norte), con 779.

En el otro extremo, las isla Canarias (Atlántico) tiene tan solo 82 casos por 100,000 habitantes; las islas Baleares (Mediterráneo), 255; y la Comunidad Valenciana (este), 273.

Según los datos de las regiones, la presión hospitalaria en toda España por COVID se sitúa en el 16.91 % de las camas ordinarias, mientras que es un 31.7 % en las unidades de cuidados intensivos (ucis).

Sin embargo, esa tasa en las ucis alcanza el 60 % en la región de La Rioja, el 51.52 % en Aragón y supera el 40 % en Asturias (norte), Navarra, Castilla y León y Cataluña (noreste).

El portavoz de Sanidad para la epidemia, Fernando Simón, se refirió a la «estabilización» de la incidencia en España últimamente, que será necesario confirmar los próximos días.

Advirtió que debe ser inferior a 200-250 casos por cien mil habitantes para plantear modificaciones importantes de las normas socioeconómicas restrictivas con que las autoridades intentan frenar la expansión del contagio.

Cautela ante la vacuna de Pfizer

España sigue en estado de alarma -declarado nuevamente el pasado 25 de octubre- debido a la segunda ola de coronavirus, que ha obligado a confinamientos perimetrales de regiones y municipios, toques de queda nocturnos, innumerables limitaciones de las relaciones sociales y cierre temporal de actividades no esenciales o reducción de horario y aforo de los locales, como en la hostelería.

En estas circunstancias, España calcula que dispondrá de 20 millones de dosis de la vacuna anunciada este lunes por la farmacéutica Pfizer, que inmunizarían a 10 millones de personas desde finales de año o principios de 2021, de manera «gratuita», anunció este martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

En una entrevista en la televisión pública española (RTVE), aseguró que confía en que a principios de mayo esté vacunada una «población relevante» del país y que en esta semana se puedan firmar algunos contratos más con la farmacéutica y otras compañías para que las primeras dosis lleguen a principios de 2021 y si «todo fuera muy bien» a finales de 2020.

Sin embargo, el Ministerio de Sanidad difundió posteriormente un comunicado sobre los datos relativos a la eficacia de la vacuna de BioNTech y Pfizer. Si bien considera «muy prometedor su alto nivel de protección», estimado en el 90%, también pide cautela y esperar a que acabe el ensayo clínico antes de sacar conclusiones.

Sanidad explica que la información publicada ayer por ambos laboratorios refiere «datos intermedios» del ensayo en fase III y por ello, recalca, el proceso «no ha finalizado aún» y los datos comunicados «no son definitivos»./EFE-

Leave a Comment