La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) suspendió los ensayos clínicos de fase 3 de una vacuna contra el covid-19 desarrollada en China. Esto luego de un incidente «adverso» que involucró a un receptor voluntario, según fuentes citadas por CNN Brasil, afiliada de CNN.

CoronaVac, desarrollada por la farmacéutica china Sinovac Biotech, comenzó las pruebas de fase 3 en colaboración con el Instituto Brasileño Butantan en Sao Paulo a finales de julio.

Según CNN Brasil, los estudios fueron suspendidos debido a la «ocurrencia de un evento adverso grave en uno de los voluntarios en Brasil». No se proporcionaron más detalles debido a regulaciones de privacidad.La pausa en las pruebas marca un posible revés para una de las principales vacunas candidatas de China y se produce el mismo día en que la farmacéutica estadounidense Iputzer dijo que los primeros datos de su propia vacuna contra el coronavirus mostraron una efectividad superior al 90%.

En una nota obtenida por CNN Brasil, Anvisa menciona un caso, el 29 de octubre, por el cual “determinó la interrupción del estudio clínico”. Agrega que “decidió interrumpir el estudio para evaluar los datos observados hasta el momento y juzgar el riesgo/beneficio de continuar el estudio».

“Con el estudio interrumpido, no se pueden vacunar nuevos voluntarios”, dice la nota de Anvisa, publicada por CNN Brasil el lunes por la noche.

La vacuna de prueba CoronaVac utiliza células de virus inactivadas para estimular una respuesta inmunitaria en los pacientes. Las pruebas comenzaron a finales de julio, con 9.000 voluntarios en cinco estados brasileños, más la capital.

El Instituto Butantan dijo que realizará una conferencia de prensa el martes por la mañana, hora local, según CNN Brasil.

Leave a Comment