Desde hace ya varios años, las novelas de ficción para jóvenes adultos, o YA novels en inglés, se han convertido en series y películas. Un voluminoso listado al que Netflix ha contribuido con títulos como Todos los lugares brillantes y ahora suma Dash y Lily.

Esta última es la producción que lleva a la pantalla El cuaderno de desafíos de Dash & Lily, libro de que narra la historia de una pareja en Nueva York, con sus autores, David Levithan y Rachel Cohn, escribiendo desde la perspectiva de cada uno de sus protagonistas.

Un estilo de relato que podría haber sido un reto el llevar a imágenes, pero que gracias a Joe Tracz, creador y productor de la serie, se pudo transformar en ocho ágiles capítulos que se ambientan entre la semana anterior a Navidad hasta la noche de Año Nuevo.

Dash y Lily | Netflix

Es así como un 17 de diciembre conocemos a Dash (Austin Abrams), un poco sociable chico que odia las festividades, en especial por el ajetreo de sus compras, y que se ha quedó solo en Nueva York mientras sus padres están en diferentes lugares del mundo.

Al mismo tiempo, por las calles de la ciudad se mueve Lily (Midori Francis), una joven de 17 años que ama todo lo relacionado con la Navidad y celebrarlas en familia. Pero este año las cosas serán diferentes, ya que sus padres viajarán a Fiji y su abuelo a Florida.

Esto la deja sola en casa junto a su hermano mayor, Langston (Troy Iwata), quien tiene otros planes junto a su nuevo novio Benny (Diego Guevara). Pero al ver lo sola que está Lily, quien no tiene muchos amigos y menos una pareja, decide proponerle un “juego”.

Los opuestos se atraen

Dash y Lily | Netflix

Un pasatiempo que involucra el cuaderno rojo que ella debe dejar en uno de los estantes de la librería Strand, donde están escritos varios desafíos para quien se atreva a llevarlos a cabo. Y es precisamente Dash quien lo encuentra y acepta concretarlos.

Así comienza una serie de retos entre los jóvenes, quienes no conocen sus nombres o apariencias, que les permitirán ir sabiendo cada día un poco más sobre sus respectivos mundos y personalidades, y también a empezar a valorar sus diferencias.

Un romance muy particular, que nuevamente recurre al conocido “los opuestos se atraen”, y que se complemente por el encanto de aquellos rincones de Nueva York que cada uno ama, como también por los familiares y amigos que los rodean.

Los que en el caso de Lily son su hermano y también su estricto, pero preocupado abuelo, como también su extraordinaria tía abuela; y en el de Dash, su mejor amigo Boomer (Dante Brown) y su padre, con quien tiene una complicada relación.

Un conjunto de bellos rincones y cálidos personajes que se convierten en el marco perfecto para una singular y entretenida narración, donde dos adolescentes tienen la oportunidad de intercambiar sueños, conflictos y sentimientos.

Lo que convierte a Dash y Lily en una imperdible serie para los jóvenes y todos aquellos con espíritu juvenil que quieran disfrutar de una historia ambientada en Navidad, pero que puede ser vista en cualquier época, gracias a su ritmo, originalidad y encanto./LtFinde-

Leave a Comment