El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad COVID-19, continúa extendiéndose por el planeta y ya ha infectado a más de 53,9 millones de personas, mientras que la cifra global de decesos alcanza los 1,3 millones y la de los recuperados supera los 37,3 millones de personas.

El país más afectado es Estados Unidos, con más de 11 millones de contagios y más de 250.000 mil fallecimientos, seguido de India, que supera ya los 8,7 millones de casos y las 129.000 muertes, y de Brasil, que rebasa los 5,8 millones de casos y acumula más de 164.000 decesos. Francia y Rusia han superado los 1,9 millones de contagios, mientras que España rebasa ya los 1,4 millones de casos. En Europa superan también el millón de caso Reino Unido e Italia y en el conjunto del mundo rebasan esta cifra Argentina y Colombia.

Como resultado de la expansión del virus, más de la mitad de la población mundial ha sido sometida a algún tipo de confinamiento, se ha impuesto el distanciamiento social y los desplazamientos han quedado paralizados, al igual que la actividad económica, provocando una grave recesión por todo el planeta. Una situación que vuelve a suceder en la segunda gran oleada global de este otoño en el hemisferio norte.

El foco principal de la pandemia se sitúa en América, donde los contagios siguen creciendo y los fallecidos ya superan los 643.000. Sin embargo, Europa, que ya ha sobrepasado los 341.000 muertos, afronta el otoño con una segunda ola que se está extendiendo por el continente, obligando a repetir severas restricciones, recurriendo de nuevo a los confinamientos domiciliarios o al toque de queda como medida para frenar los contagios. /Con información de rtve-

Leave a Comment