Jennifer López y sus hijos, como casi todo el mundo, llevan meses haciendo cuarentena en su casa, sin embargo, el encierro le ha traído varios “beneficios” a nivel personal, según reveló la actriz y cantante en entrevista con Wall Street Journal Magazine.

La estrella dijo a la publicación que gracias al encierro se ha podido acercar, como nunca, a Max y Emme, los mellizos que procreó con su ex esposo, Marc Anthony.

JLo aseguró a la revista que este tiempo ha sido una “verdadera revelación” que además le ha permitido evaluar lo que es importante y lo que no.

“De hecho, me encanta estar en casa y cenar con los niños todas las noches, lo que probablemente no había hecho nunca. Y los niños me expresaron las partes de nuestras vidas que estaban bien y las partes que no”, confesó la estrella, quien también ha compartido esta cuarentena con su prometido, el ex beisbolista Alex Rodriguez y sus hijas, Natasha y Ella.

Una de las cosas que más le ha dolido darse cuenta es que, aunque le estaba yendo bien en su carrera, en casa no todo marchaba como ella imaginaba.

«Pensabas que te estaba yendo bien, pero estás corriendo y estás trabajando y ellos van a la escuela y todos estamos conectados a nuestros dispositivos. Les estamos brindando esta vida increíble, pero al mismo tiempo, nos necesitan de otra manera. Tenemos que reducir la velocidad y tenemos que conectar más. Y, ya sabes, no quiero perderme nada”, comentó JLo.

La cantante también reveló que la pandemia ha permitido a sus hijos madurar. “Siento que todos crecieron como tres años durante esta pandemia. Los vi pasar de ser jóvenes e ingenuos a ser realmente grandes. ¿Cuándo esto pasó? Ya no son nuestros bebés. Se les ha dado una dosis del mundo real, con el conocimiento de que se te pueden quitar cosas y la vida va a suceder sin importar qué «.

Aunque el Covid-19 le dio estas oportunidades, también le frustró uno que otro plan, como por fin realizar su boda con Alex Rodríguez, que se pospuso hasta nuevo aviso. /Quien-

Leave a Comment