Aunque había actuado en series y películas, no fue hasta interpretar a Gabriella Montez en High school musical que la carrera de Vanessa Hudgens comenzó a despegar. La misma que ha crecido y sumado roles, destacándose su doble papel en Intercambio de princesas.

Es la cinta original de Netflix de 2018 donde la actriz no solo se puso bajo la piel de la repostera Stacy De Novo, sino también en la de Lady Margaret Delacourt, duquesa de Montenaro. Una aventura ambientada en Navidad, que mezcló comedia y romance.

Dos años más tarde, Stacy y Margaret vuelven en su secuela, Intercambio de princesas 2, donde enfrentarán algunas complicaciones reales y cambios de identidad. Y si en la cinta original el Reino de Belgravia era el escenario de sus vivencias, ahora la acción cambia de lugar.

Intercambio de princesas 2 | Netflix

En el largometraje las casi gemelas -cuyo parecido viene de un tío-tatarabuelo en común- se reencuentran en el reino de origen de Margaret, Montenaro, cuyo trono ella heredó inesperadamente. Un coronación que enfrentará en Navidad y acompañada por Stacy.

Pero antes de viajar donde su doble, la ex pastelera y actual esposa del príncipe Edward (Sam Palladio), decide visitar su natal Chicago para convencer a su ex socio Kevin (Nick Sagar) de acompañarla a Europa y tratar de recomponer su relación con la duquesa.

Tras persuadirlo, Kevin, su hija Olivia (Mia Lloyd), Stacy y Edward llegan a Montenaro, donde una sorprendida Margaret decide darle una nueva oportunidad a su corazón. Sin embargo, la presencia de su consejero y pretendiente Antonio (Lachlan Nieboer) podría arruinarlo todo.

De dúo a trío protagónico

Intercambio de princesas 2 | Netflix

Pero Margaret tiene una idea: volver a cambiar de lugar con Stacy para pasar unas horas junto a Kevin y tratar de restaurar su relación. Un plan donde contarán con la ayuda de la Sra. Donatelli (Suanne Braun) y Frank (Mark Fleischmann), sin decir nada a Edward.

Sin embargo, un poco antes ya había entrado en escena Lady Fiona Pembroke (la misma Vanessa Hudgens), prima hermana de la heredera al trono que no solo es igual a ella -a excepción de su pelo rubio y desfachatada actitud-, sino que también a Stacy.

Y además ella está decidida a concretar su propio plan: usurpar el lugar de Margaret para convertirse en reina de Montenaro y obtener algo de su fortuna. Una oscura maquinación donde contará con la colaboración de Mindy (Florence Hall) y Reggie (Ricky Norwood).

De esta manera, la comedia repite su fórmula básica, pero con ingredientes adicionales. Último apartado donde se suma a la prima Fiona, y Hudgens debe triplicarse en pantalla, y también se agregan a la trama algunas cuotas de suspenso y acción.

Todo lo que contribuye a hacer de Intercambio de princesas 2 una buena heredera de la cinta de 2018, nuevamente dirigida por Mike Rohl, pero con un mejor ritmo que la original y una mayor preocupación por su ambientación y la diversidad de escenarios.

Una película que además llega a aumentar el catálogo navideño de Netflix, que posee una importante selección de títulos poco ambiciosos y de corte familiar, donde los buenos deseos y las festividades son siempre bien acompañados por la comedia y el romance./LtFinde-

Leave a Comment