Italia registró 36,176 nuevos contagios de coronavirus y 653 fallecidos las últimas veinticuatro horas, unas cifras en la línea de los últimos días, mientras el Gobierno advierte de que la próxima Navidad tendrá que ser «sobria» y con distancia social.

Los nuevos casos son algo más que los del miércoles, mientras la cifra de fallecidos ha descendido algo desde los 753 de ayer, que marcó un récord desde principios de abril.

Con las últimas cifras, los casos totales desde el inicio de la pandemia son ya 1,308,528 y los muertos 47,870.

Ya hay más de 33.600 hospitalizados y 3.712 ingresados en cuidados intensivos, mientras el número actual de personas positivas supera las 760.000,

Lombardía encabeza una vez más la lista de regiones con más nuevos casos, con 7.453, seguida de Piamonte, con 140.177, Campania, 125.276 y Véneto, 112.691.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, advirtió hoy de que habrá que celebrar la Navidad de manera «sobria», pues una semana de intensa sociabilidad significará pagar en enero con el aumento de la curva de contagios.

«En Navidad ya tenemos que prepararnos para pasar las vacaciones de una forma más sobria: bailes, celebraciones, besos y abrazos no serán posibles», dijo Conte.

También el coordinador del comité técnico-científico que asesora al Gobierno, Agostino Miozzo, adelantó que «una cena de Navidad con una veintena de personas este año no será posible».

Por potra parte, ya son más de 200 los médicos fallecidos en Italia a causa del coronavirus, según el portal de la Federación nacional de colegios de médicos (Fnomceo), que desde el inicio de la pandemia actualiza cada día la dramática lista.

De ellos, 22 han muerto en la segunda oleada de esta emergencia sanitaria, a partir del 1 de octubre.

La lista a día de hoy incluye a 201 médicos, y los dos últimos eran profesionales inscritos en el colegio de Foggia, en la sureña región de Apulia, que fallecieron con pocas horas de diferencia, Mauro Cotillo, de 58 años, odontólogo, y Giovanni Bissanti, de 62, médico de continuidad asistencial.

«Doscientos colegas han muerto por Covid-19. Nunca lo hubiéramos esperado cuando todo esto comenzó. Sin embargo, ha sucedido», señaló Filippo Anelli, presidente del colegio médico de Bari y de la propia Fnomceo. /EFE-

Leave a Comment