Llega la época más esperada del año. Las calles se tiñen de color con miles de luces iluminando los paseos navideños. Los aeropuertos se llenan de alegría y abrazos con el regreso de los que están lejos, las cocinas se convierten en la zona más frecuentada de cada hogar…

Es tiempo de celebrar, de amigos, de reencuentros, de abrazos, de risas, de ilusión… pero también es tiempo de consumo. Y mucho.

Las tradiciones navideñas no son incompatibles con un consumo responsable, y aquí te contamos por qué

Recicla

Botellas, papel de regalo, latas de refresco… Todos estos envases, que generamos tras nuestras comidas y fiestas navideñas, pueden tener una segunda vida si las llevamos a su correspondiente contenedor de reciclaje. Así conseguiremos ahorrar energía y materias primas. ¡Separa, que no cuesta tanto!

Decoración DIY

Es momento de sacar al artista que llevas dentro. Utiliza elementos que tengas en casa, vete al bosque en busca de piñas, reutiliza tus latas… Cualquiera de estas cosas puede convertirse en un adorno navideño perfecto para tu árbol. Reúne a tus amigos, a tu familia o a tu pareja y pasen una tarde de lo más divertida mientras decoran el árbol de Navidad de forma personalizada.

Las compras

¿Cada vez que sales de compras acabas con miles de bolsas que no caben en tu casa? Tenemos la solución: utiliza bolsas de tela o el carrito cuando vayas a comprar para reducir el consumo de bolsas de plástico.

Empaquetado

Utiliza revistas o papel reciclado para empaquetar tus regalos de Navidad. De esta manera podrás crear collage y personalizar el envoltorio de cada persona mientras reduces el consumo de papel de regalo.

Y para obtener un bajo consumo eléctrico te recomienda el uso de luces LED o que consuman poco para tu iluminación del árbol de Navidad y tu decoración navideña./Midea.es-

¿Te apuntas a la Navidad sostenible?

Leave a Comment