El dirigente del pueblo Misquito, Modesto Morales, dio a conocer un comunicado, donde esta zona del departamento de Gracias a Dios, se declara en calamidad alimentaria y doméstica por el término de seis meses a partir de este jueves, debido a las fuertes afectaciones que dejaron Eta e Iota a su paso.

“Nos estamos muriendo”, dijo Morales, sobre La Mosquitia, que está conformada por cuatro pueblos indígenas: Misquitos, Tawahkas, Pech y Garífunas, con una población aproximada de 144 mil habitantes.

Detalló que los misquitos, Pech, Garífunas y Tawahkas que residen en La Mosquitia viven en una situación agravante.

“Estamos viendo la gran destrucción e inundaciones en nuestras comunidades, nuestras casas y escuelas destruidas, nuestros niños y niñas sin un techo, los ojos del agricultor sin esperanza ya que se ha perdido todo lo que con tanto esfuerzo y sacrificios sembró y cuido con amor unos meses antes, nuestras madres sin poder dar el alimento diario a sus hijos, enfermos sin poder ser atendidos o movilizados, y familias enteras de damnificados en todo el territorio”, añadió.

Familias enteras perdieron sus cultivos de cacao, maíz, arroz, frijoles y yuca, entre otros. También, resultaron afectados cientos de pescadores artesanales, que los vientos dañaron las estaciones de pesca.

El dirigente denunció que las ayudas llegan al municipio de Puerto Lempira, pero que no son distribuidas hacia La Mosquitia debido que son manejados por la gobernación de Gracias a Dios y miembros de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), y reclamó que el gobierno prometió enviar una embarcación con 520 toneladas en ayudas, pero que hasta la fecha, no han recibido nada.

Los reportes de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) indican que en Gracias a Dios fueron evacuadas 33,936 personas.

Leave a Comment