El 28 de noviembre del 2020, el actor David Prowse, reconocido por su trabajo en Star Wars, falleció a los 85 años. Prowse se caracterizó por interpretar roles de exigencia física que cumplía por su vida como fisicoculturista. Así, le dio vida a un amenazante Darth Vader. Sin embargo, una serie de conflictos resultaron en su salida de la producción.

En 1977 se estrenó una de las películas más importantes en la historia de la ciencia ficción. ‘Star Wars’ se convirtió en un éxito inmediato y rápidamente los fanáticos ansiaban por más contenido de las aventuras de Luke Skywalker. Así mismo, su villano se posicionó como uno de los más enigmáticos del cine y gran parte era por la representación físico del actor tras la máscara.

Con casi dos metros de altura y un descomunal cuerpo, David Prowse se convirtió en la perfecta personificación de todo lo que representaba el villano de Star Wars. Esto implicó que los fanáticos lo aplaudieran y demandaran información sobre la continuación de esta historia.

Sin embargo, la fama y aclamación hicieron que Prowse no pudiera evitar compartir más de lo necesario. En una de las reuniones con los fanáticos, el actor soltó más de una bomba respecto a cómo serían las secuelas de Star Wars. Esto incluía confirmar la fecha de estreno de la secuela, adelantar que una tercera parte ya está en producción, y la revelación más importante de la saga.

«Un padre no puede matar a un hijo, un hijo no puede matar a un padre.» Esa fue la revelación que David Prowse entregó a los fanáticos de Star Wars en aquella oportunidad. A un año del estreno de la primera película de la franquicia, el interprete del villano ya había compartido la mayor revelación de la saga con un grupo pequeño. Hoy esta información se divulgaría en segundos, pero en la época logró mantenerse como rumor.

Esto llevó a que George Lucas elaborará estrictos protocolos de seguridad durante la filmación de las nuevas películas. La icónica frase «Yo soy tu padre» se mantuvo como un secreto entre solo los nombres esenciales de la escena. Mark Hamill fue el único actor en conocer la frase antes de su filmación, poco días antes de que la escena se llevara a cabo. De hecho, el actor de voz de Vader, James Earl Jones, no fue informado de su dialogo hasta cuando la película se encontraba en post-producción.

Esto implicó que David Prowse, quien solo hacía la actuación física de Darth Vader y no la voz, no conociera ninguno de los diálogos que formaban parte de las nuevas Star Wars. Sin embargo, su antecedente como filtrador de trama, no fue la única razón de su salida. Y es que cuando Vader finalmente se saca su máscara, no es Prowse el rostro que se observa.

Cuando se comenzó a especular entre los medios que Darth Vader moriría en el final de la historia, un medio acorraló al actor sobre su salida. «Sabes que vas a ser asesinado en esta película, ¿cierto? Y que otro tipo interpretará la muerte de Darth Vader», recordó Prowse sobre la entrevista. «Le dije, ‘ellos no harían eso- no usarían a alguien más después de que lo interpreté por seis años.’» 

El actor señaló que eso arruinó por completo su relación con la franquicia. Al parecer, debido a su enorme físico, el actor era incapaz de interpretar las escenas de lucha con sables de luz, por lo que fue reemplazado. «Me condenaron al destierro mientras estaba en la película, el productor y el director no trabajaron conmigo y Lucas no me habló. Tuve seis semanas de purgatorio.», aseguró el actor. /Rockandpop.cl-

Leave a Comment