La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó un informe en el que revela la desigualdad territorial de la malnutrición en América Latina, especialmente marcada en países como Panamá, Guatemala, Belice o Guyana.

El documento analiza el sobrepeso infantil y el retraso en el crecimiento infantil de los países de la región latinoamericana durante 2020, identificando cuáles territorios están altamente rezagados en estas materias, es decir, que exhiben niveles significativamente superiores al promedio nacional.

De los territorios analizados, uno de cada cinco sufre retraso en ambos indicadores, con la particularidad de que suelen ser rurales, con altos niveles de pobreza y con alta presencia de población indígena y afrodescendiente.

Los resultados revelan que el sobrepeso infantil en los territorios altamente rezagados de la región es dos veces mayor que en el resto de territorios -13.1 por ciento frente a 6.6 por ciento-, mientras que el retraso en el crecimiento infantil alcanza 27.6 por ciento en los territorios más rezagados, y sólo 11.9 por ciento en el caso contrario.

“Los promedios nacionales esconden las desigualdades territoriales. En cada país tenemos lugares que han alcanzado muy buenos estándares, y otros donde las condiciones son muy graves. Es fundamental que los países enfoquen sus esfuerzos y canalicen recursos a los territorios rezagados, con soluciones a medida de cada uno de ellos”, advirtió el representante regional de la FAO, Julio Berdegué.

Retraso en el crecimiento en áreas rurales y aumento del sobrepeso
El informe concluye que en 23 países existen 142 territorios en los cuales el retraso en el crecimiento infantil es significativamente mayor que el promedio nacional.

La diferencia entre los territorios altamente rezagados y no rezagados alcanza 48 puntos porcentuales en Panamá y 34 en Guatemala, y es particularmente marcada en Belice, Colombia, Guyana y Honduras.

Además, se da de forma desproporcionadamente alta en territorios rurales, con menor acceso a servicios, con mercados laborales predominantemente informales, con altos niveles de pobreza y bajos niveles de escolaridad.

Por otro lado, el sobrepeso en menores de 5 años afectó en 2019 al 7.5 por ciento de la población infantil de la región, por encima del promedio mundial, de 5.6 por ciento. Al respecto, el informe ha identificado 141 territorios rezagados en 22 países de la región, destacando que cada vez más afecta a las grandes ciudades.

En este caso, los países con mayores diferencias son Jamaica, Guyana, Panamá, Bolivia y Perú.

Ante estas desigualdades, el organismo de Naciones Unidas insta a invertir en las áreas rurales y en la agricultura familiar, porque las zonas y poblaciones rurales son las más afectadas por los problemas de malnutrición y porque para la región es clave promover sistemas alimentarios que favorezcan el acceso a alimentos nutritivos. /Europa Press

Leave a Comment