en directo

Una Navidad en California: el romance florece entre viñas en la nueva comedia romántica de Netflix

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ahora que la celebración más esperada por los niños se acerca a pasos agigantados, a Netflix está llegando una avalancha de títulos ad hoc con esta fecha. Y Una Navidad en California es una de las más recientes y exitosas.

Un película que, al igual que otro estrenos llegados hace poco a la plataforma, como La Nochebuena es mi condena, no está dirigida específicamente al público infantil.

De todas maneras se puede ver en familia, porque se centra en un romance ambientado en época navideña.

Eso sí, la Navidad que muestra es bien diferente a las de las películas gringas con esta temática, porque en la soleada California no hay frío ni muñecos de nieve.

Lo que hay sol y calor, el que en las semana previas a las fiestas cae sobre la finca que toda la vida perteneció a la familia de Collie (Lauren Swickard), una joven que vive ahí con su madre, quien está enferma de cáncer, y su pequeña hermana.

Últimamente las cosas en la granja no van bien. Debido a los gastos por la enfermedad y a otros deudas, el lugar está a punto de ser embargado. La única salida sería venderlo, pero Collie se resiste a eso, porque ahí están la historia y los reuerdos de su familia.

Romance y drama en Navidad

Una Navidad en California | Netflix

La principal interesada en comprar la finca es una millonaria familia que quiere instalar ahí su centro de distribución. Para convencerlos de vender, Amy, la dueña de la empresa, envía a su hijo Joseph (Josh Swickard). Y le da un plazo: tiene que conseguir la firma antes de Navidad.

Cuando llega al lugar, el joven se hace pasar por Manny, el peón que debía llegar para hacer las tareas básicas de la granja. Y Joseph le paga al verdadero Manny para que permanezca escondido hasta que consiga lo que quiere.

El joven empresario es apuesto, al igual que Collie, así que, como ya pueden imaginar, el amor florece rapido en estos parajes vitivinícolas californianos, pese a las diferencias de carácter entre ambios. Y con las víspera de las fiestas como telón de fondo.

Así, una Navidad en California va pasando del drama al romance, con algunas dosis de humor, en una película solo apta para quienes toleren las historias altas en azúcar.

Un relato navideño que solo se salva por la química que hay entre sus protagonistas, quienes son matrimonio en la vida real./LtFinde-

Te puede
Interesar