En el marco de las primeras aplicaciones de las vacunas anti-Covid en el mundo, la atención científica se volcó en una variante del SARS-COV-2 que durante el pasado fin de semana llevó al primer ministro británico, Boris Johnson, a anunciar un estricto bloqueo en Londres y otras ciudades del sur.

En menos de 48 horas, la rápida propagación de la variante identificada con el nombre B.1.1.7, provocó que más de 40 países cerraran sus fronteras a Reino Unido. Mientras tanto, los científicos trabajan arduamente para averiguar qué tan alarmante es la variante de un virus que ha ocasionado más de un millón de muertes en el mundo.

Son demasiadas incognitas sobre la evolución de la variante B.1.1.7, que de acuerdo con el COVID-19 Genomics UK Consortium (COG -UK Consortium), que analizó los datos del genoma del virus e identificó la nueva variante, ha adquirido 17 mutaciones a la vez –14 reemplazos y 3 deleciones–, un fenómeno nunca antes visto.

Según el reporte publicado por el COG -UK Consortium el pasado 20 de diciembre, se ha planteado la hipótesis de que este linaje puede haber resultado de la transmisión del virus de un individuo infectado crónicamente.

“Esto se basa en observaciones de que se puede acumular una alta tasa de mutaciones en pacientes inmunodeprimidos con infecciones crónicas de SARS-COV-2″, señaló (COG-UK) que de acuerdo con su página web, fue creado para ofrecer una secuenciación rápida y a gran escala del genoma del virus completo a los centros locales del Servicio Nacional de Salud (NHS) y al gobierno de Reino Unido.

En su más reciente reporte, el COG -UK Consortium aseguró que no hay razón para creer que alguna de las mutaciones discutidas aquí afectará la eficacia de la vacuna.

Hasta el 15 de diciembre, el consorcio detalló que se habían secuenciado mil 623 genomas variantes del SARS-COV-2. En un tweet del 21 de diciembre, COG-UK Consortium dijo que agregó 2 mil 963 secuencias más del genoma del SARS-CoV-2, de las cuales 942 (32%) pertenecen a la nueva variante.

El consorcio tiene la intención de secuenciar 20 mil genomas más de SARS-CoV-2 en las próximas dos semanas para determinar aún más la propagación de la variante./Aristegui-

Leave a Comment