Costa Rica aplicó las primeras vacunas contra Covid-19 a dos adultos mayores de una residencia de ancianos en un municipio cercano a la capital, en el inicio de un plan de inmunización que prevé cubrir al 60% de la población del país centroamericano.

Un día después de la llegada de un primer lote con 9 mil 750 dosis del fármaco producido por la farmacéutica estadounidense Pfizer, el gobernante Carlos Alvarado presidió el arranque de la vacunación en un hogar de la tercera edad en Tres Ríos, 15 kilómetros al este de San José.

“Mi mensaje es que se vacunen todos”, dijo uno de los receptores de la inyección, Jorge De Ford, exprofesor universitario de 72 años. La otra persona inmunizada fue Elizabeth Castillo, de 92.

El Gobierno prevé aplicar la vacuna a tres de los cinco millones de habitantes del país, que reporta más de 2 mil muertes ligadas al coronavirus y 162 mil contagios, gracias a acuerdos con Pfizer, la británica AstraZeneca y la alianza global COVAX, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Este es el mejor regalo de Navidad que se le puede hacer a la población costarricense, porque regresan la esperanza y las energías para redoblar los esfuerzos y culminar la pandemia”, dijo Alvarado.

El inicio de la vacunación coincide con el peor momento de la epidemia en Costa Rica, que experimenta una saturación en los servicios hospitalarios para pacientes críticos de Covid-19 y teme que aumente la propagación del virus por los movimientos de la población durante las festividades de Navidad y Fin de Año. /Rts-Aristegui-

Leave a Comment