Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), de los hospitales Leonardo Martínez de San Pedro Sula y del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), y el Hospital María de Especialidades Pediátricas de Tegucigalpa, se encuentran abarrotadas de pacientes con síntomas de COVID-19, confirmaron fuentes sanitarias.

-Del 23 de diciembre a la fecha, 10 pacientes han fallecido con sospecha de COVID-19 en el Leonardo Martínez.

El director interino del hospital Leonardo Martínez de la capital industrial, Allan Estefan, aseveró este lunes que ese centro asistencial solo tiene cupo para un paciente en la sala de cuidados intermedios.

“Ya los cupos en cuidados intermedios y la sala de observación ya están llenos, no se puede recibir a más pacientes, solo queda cupo en la sala de maternidad y neonatos, pero en las mismas solo se atienden a mujeres embarazadas”, argumentó.

El galeno detalló que, del 23 a la fecha, se reportan 10 pacientes fallecidos bajo sospecha del coronavirus, la mayoría de ellos tenían días de estar internos y no lograron sobrepasar la enfermedad.

Lamentó que los casos que se están registrando en este momento se debe a la liberación de la población tras el paso de los ciclones tropicales Eta y Iota.

En ese sentido, dijo que tras las fiestas de Navidad y Año Nuevo los casos se incrementarán y Honduras volverá a vivir la misma situación que se registró a mediados de este año.

“En la primera quincena de enero veremos cómo los casos se incrementan si la población no retoma las medidas de bioseguridad”, advirtió.

El funcionario apuntó que es urgente que las autoridades sanitarias habiliten más centros de triaje y centros de estabilización que habían sido quitados ante la baja de los casos.

INCP sin cupos

Por su parte, las autoridades del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), informaron desde el fin de semana que la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), del centro asistencial se encuentra abarrotada.

“Para liberar camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro asistencial hay que esperar que un paciente con COVID-19 muera”, lamentó este lunes la directora del INCP, Nora Maradiaga.

La funcionaria señaló que ante el aumento de casos de COVID-19, la UCI permanece ocupada en un 100 por ciento y que a veces es difícil y duro decir que los cupos en esa unidad solo quedan cuando un paciente fallece por el coronavirus.

Argumentó que ante la gravedad de la salud de las pacientes que son ingresados a la UCI no permite que al final de la jornada salven sus vidas, pese a la labor que se realiza.

Maradiaga detalló que actualmente hay 16 pacientes en estado crítico en la sala de cuidados intensivos y en la sala reservada para pacientes que necesitan alto flujo de oxígeno.

Asimismo, cuatro pacientes están en espera de un cupo en la UCI del INCP. “Ya no pueden ser admitidos más pacientes por COVID”, reiteró.

Hospital María también abarrotado

Maradiaga dijo que según los últimos reportes recibidos el Hospital María también se encuentra abarrotado de pacientes por causa de la enfermedad causada por el SARS COV 2.

“Revisando el reporte vemos que también la UCI del Hospital María tiene su UCI de adultos al 100 por ciento y eso nos preocupa”.

En ese sentido, apuntó que ahora el único sanatorio que queda disponible “es el Hospital Escuela y es donde tendrían que llegar los pacientes en estado crítico porque solo somos cuatro los hospitales para atender los pacientes COVID”.

Hizo un llamado a la población para que siga con las medidas de bioseguridad, que además busque asistencia médica oportuna cuando sienta los primeros síntomas para evitar llegar a los hospitales en condiciones de salud complicadas o críticas.

IHSS de SPS saturado

Por su parte, el presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), en la regional de San Pedro Sula, Carlos Umaña, aseveró que ese centro asistencial se encuentra al borde del colapso con personas sospechosas de COVID-19 y que buscan atención médica.

Señaló que como médicos se han sorprendido de ver grandes cantidades de personas en las calles este fin de semana en la zona norte, “han dado cátedra de irresponsabilidad”, apuntó.

Consideró que no se puede culpar al gobierno de la situación, solo por el hecho de permitir salir, pero con todas las medidas de bioseguridad, no para estar organizando fiestas.

Agregó que producto de esa irresponsabilidad hay consecuencias “pues ya tenemos más de 100 pacientes con COVID en el Seguro Social, tenemos informe que en los hospitales privados solo se cuenta con dos o tres cupos”. /Tomada de ProcesoDigital-

Leave a Comment