La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas de Derechos Humanos (OACNUDH) condenó este lunes el asesinato del líder indígena y precandidato a diputado en Honduras Félix Vásquez, y pidió a las autoridades realizar una investigación «pronta, independiente y eficaz» del crimen.

«Condeno firmemente el asesinato de Félix Vásquez, reconocido defensor de los derechos humanos, y hago un llamado a las autoridades para que no quede en la impunidad», dijo la representante de la Oacnudh, Isabel Albaladejo Escribano, en un comunicado.

Señaló que el crimen de Vásquez, quien era precandidato a diputado por una corriente del partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), le recuerda «el riesgo inaceptable que enfrentan las personas defensoras de los derechos humanos, de la tierra y del territorio en Honduras y la importancia de que el Estado reconozca públicamente su labor en favor de la democracia».

Con el asesinato de Vásquez, según la Oacnudh, Honduras reporta este año ocho asesinatos de defensores de los derechos humanos.

Vásquez fue asesinado el sábado por hombres armados que ingresaron por la fuerza a su vivienda en la aldea El Ocotal del municipio de Santiago de Puringla, departamento de La Paz, centro de Honduras.

La Oacnudh instó a las autoridades a realizar «con debida diligencia una investigación pronta, independiente y eficaz» que permita esclarecer el crimen y sancionar a los autores materiales e intelectuales.

También considera importante que se incluya en las líneas de investigación la labor de defensor de los derechos humanos que desempeñaba Vásquez, y pidió al Estado de Honduras garantizar «la atención, protección y acceso a la justicia de los familiares y compañeros de organización de la víctima».

Vásquez, un reconocido defensor de los derechos de los campesinos y de los pueblos indígenas, era secretario general de la Unión de Trabajadores del Campo en La Paz e integrante del Movimiento Indígena Lenca.

En octubre de 2020, el líder indígena había denunciado «amenazas de muerte» en su contra y de otros defensores, señaló la Oacnudh.

La víctima participó el 16 de diciembre en un plantón en el que se denunció la criminalización de Víctor Vásquez, otro defensor indígena preso, por causas no precisadas.

Vásquez era precandidato a diputado del Parlamento hondureño, por el movimiento Somos Más del partido Libre, cuyo coordinador general es el depuesto expresidente de Honduras Manuel Zelaya.

De momento, la Policía ha indicado que no hay personas detenidas por el caso y que las fuerzas de seguridad que investigan el crimen no han determinado el móvil.

Honduras es considerado uno de los países más peligrosos para los defensores del medioambiente y de la tierra, según informes de Amnistía Internacional y la organización no gubernamental «Global Witness». /EFE-

Leave a Comment