Un farmacéutico de un hospital de Wisconsin fue arrestado bajo sospecha de sabotear más de 500 dosis de vacuna contra el coronavirus al sacarlas deliberadamente de la refrigeración para que se estropeen, dijeron las autoridades policiales y médicas. 

Luego de ser arrestado, el individuo -hasta ahora no identificado- admitió haber estropeado deliberadamente las dosis de la vacuna, publicó el portal Urban Milwaukee.

El farmacéutico, un empleado del Aurora Medical Center en Grafton, Wisconsin, en el momento en que se encontraron 57 viales de vacuna fuera del almacenamiento en frío a principios de esta semana, fue despedido pero no ha sido identificado públicamente, dijeron las autoridades.

Cada vial contiene 10 dosis. Casi 60 de las dosis en cuestión se administraron antes de que los funcionarios del hospital determinaran que el medicamento se había dejado sin refrigerar el tiempo suficiente para que la vacuna fuera ineficaz. Luego se descartaron las 500 dosis restantes. 

Moderna Inc, fabricante de la vacuna, ha asegurado al hospital que recibir una inyección de cualquiera de las dosis retiradas de la refrigeración no representa ningún problema de seguridad, aparte de dejar al receptor desprotegido de la infección por Covid, dijo el doctor Jeff Bahr, presidente del Aurora Health Care Medical Group. Ni Aurora Health ni la policía ofrecieron ningún motivo posible para el sabotaje.

“Comenzamos a sospechar cada vez más del comportamiento del individuo en cuestión”, dijo Bahr durante una conferencia de prensa el jueves, según Urban Milwaukee.

“El individuo fue suspendido y después de múltiples entrevistas durante el transcurso de la semana admitió haber sacado la vacuna de la refrigeración” agregó./Aristegui-

Leave a Comment