Italia ha sumado 10.800 nuevos casos de coronavirus y 348 fallecidos en las últimas 24 horas, y la tasa de positividad (porcentaje de positivos entre todos los test realizados) se sitúa en el 13,8 %, informó hoy el Ministerio de Sanidad.

Desde febrero, cuando comenzó la emergencia a nivel nacional, se han registrado 2.166.244 casos de COVID19 y 75.680 muertes.

Este lunes ha habido menos contagios respecto a los 14.245 del domingo, pero también se han hecho menos pruebas: 77.993 frente a las 102.974 del domingo.

La región que más casos ha tenido ha sido el Véneto (norte), con 1.682 nuevos infectados, y le han seguido Emilia-Romaña (norte), 1.600; Sicilia (sur, 1.391); y Lacio (centro), cuya capital es Roma, 1.334.

El Gobierno italiano está estudiando ampliar las restricciones impuestas para el periodo navideño hasta el 15 de enero, sin excluir el confinamiento casi total en todo el territorio nacional el próximo fin de semana, ante el empeoramiento de las cifras de covid.

El Ejecutivo se reunió ayer, domingo, y a vuelto a hacerlo hoy para decidir la nueva ordenanza para el «periodo puente» entre el 7 de enero -cuando expira el decreto navideño de medidas anti covid- y el 15 de enero.

Los medios italianos apuntan algunas de las restricciones que podrían prolongarse, como la prohibición de los desplazamientos entre regiones, o un nuevo confinamiento estricto el fin de semana del 9 y 10 de enero, como el que se ha aplicado la mayoría de los días de estas fiestas y se aplicará también el 6 de enero, día de la Epifanía.

Italia ha vacunado contra el coronavirus hasta el momento a algo más de 118.000 personas, el equivalente a un 0,19 de la población, aunque el ritmo de administración está siendo muy diferente según las regiones.

Por ejemplo, el Lacio ha empleado ya el 48,7 % de sus vacunas disponibles, mientras que Lombardía, una de las regiones más afectadas por la pandemia, apenas ha inoculado el 3 % de sus existencias. /EFE-

Leave a Comment