en directo

Honduras suma 133.507 contagios con COVID-19 y 3.348 muertos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La cifra de contagios con covid-19 en Honduras se elevó el sábado a 133.507, mientras que la de muertos por la enfermedad llegó a 3.348, informó el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

De 3.228 nuevas pruebas de laboratorio PCR, 1.021 dieron positivo, con las que los contagios aumentaron a 133.507, según el organismo sanitario, que además señaló en un comunicado que otras cuatro personas han fallecido por el coronavirus, que dejan en 3.384 el registro de decesos en suelo hondureño desde marzo de 2020.

Esta semana, la novedad del Sinager es que por primera vez se han procesado en el país más de 3.000 pruebas PCR, después de varios días de enero con menos de 1.000.

Según fuentes médicas, desde que se comenzó a propagar la pandemia se debieron procesar al menos 3.000 pruebas diarias para tener una idea más amplia de la magnitud del problema.

La curva de la pandemia sigue en alza en el país centroamericano, donde hoy el Sinager también registró 979 casos de personas hospitalizadas, de las que 750 presentan una condición estable, 172 están graves y 57 en unidades de cuidados intensivos.

El organismo sanitario no informó de nuevos casos de recuperados, por lo que la cifra se mantiene en 60.056.

Las cifras de contagios y muertos por covid-19 en Honduras se han disparado entre noviembre y enero, algo sobre lo que advirtieron fuentes médicas por el «relajamiento de la población», que en parte no está aplicando las medidas de bioseguridad recomendadas por las autoridades sanitarias.

A raíz de las descomunales inundaciones que dejaron las tormentas tropicales Eta e Iota, en las primeras dos semanas de noviembre, el Gobierno suspendió la restricción de la circulación de las personas.

Muchos casos de los nuevos contagios se registraron en los albergues en los que permanecieron miles de damnificados por los dos fenómenos naturales, principalmente en el norte y el occidente del país, que fueron las regiones más afectadas.

Las fiestas navideñas y de fin de año también propiciaron masivas movilizaciones de hondureños en mercados populares, restaurantes, supermercados, cafeterías, transportes colectivos y negocios informales, entre otros lugares en los que no se aplicaron de manera rigurosa las medidas de bioseguridad.

Las farmacias, bancos y supermercados son algunos de los establecimientos abiertos al público que más cumplen con las medidas sanitarias.

Pero no todos los establecimientos comerciales están cumpliendo con permitir solamente el ingreso del 50 por ciento de personas de su capacidad instalada, ni se guardan las distancias para evitar contagios.

En las calles muchos ciudadanos circulan sin mascarillas y hay quienes la llevan puesta pero sin cubrirse la boca o la nariz.

Las autoridades sanitarias de Honduras no descartan que este país vuelva a un confinamiento total, como sucedió durante los primeros meses de la pandemia. /EFE-

64f156bf caa6 4b61 b94d 9e1712d7d42e

Te puede
Interesar