Francia registró este domingo 16,642 casos de coronavirus y 141 muertos en hospitales en las últimas 24 horas, que elevan a 2.91 millones el total de positivos desde el inicio de la epidemia y a 70,283 el de fallecidos.

La tasa de positividad de los test realizados ha subido en un día una décima, hasta el 6.6 %, según indicó la Agencia de Sanidad Pública en su balance diario sobre la situación.

En los últimos siete días ha habido 9,631 ingresos hospitalarios por complicaciones derivadas de la COVID-19, de los que 1,418 tuvieron que ser derivados a unidades de cuidados intensivos.

Tal y como se anunció el pasado jueves, el país comenzó este pasado sábado una nueva fase de restricciones que durará al menos dos semanas y aplica un toque de queda ampliado en todo el territorio, que empieza a las seis de la tarde, dos horas antes que hasta ahora.

El refuerzo de la lucha contra la pandemia incluye mayores controles en la frontera: desde este lunes, todos los viajeros procedentes de países fuera de la UE deberán presentar una PCR negativa y comprometerse a respetar siete días de cuarentena al llegar.

A partir de este lunes la campaña de vacunación, que comenzó entre otros públicos prioritarios por las residencias de ancianos, se abre también a todos los mayores de 75 años y a personas vulnerables de alto riesgo.

De momento, 422,127 personas ya han recibido su primera dosis en el país, indicó el Ministerio de Sanidad. /EFE-

Leave a Comment