El productor Ricardo Gómez y el cineasta Topo Gómez comenzaron a crear una historia en la que se preguntaban qué pasaría si un extraterrestre llegara a la tierra, pero en la época de las cavernas y ayudaran a la humanidad.

La cinta que producen se llama Wango & Quark pero lo que llama la atención de esta animación es que no diálogo alguno, sólo sonidos de todos los personajes, gestos y gritos.

«Sentí que un cavernícola que topara con un extraterreste era una cosa bastante cómica y las parejas son ricas, demostrando que no son muy diferentes a todos. Quark es un tipo que debe estar limpio, su nave es minimalista, y a un cavernícola la limpieza le importa un bledo. Wango ya tiene acceso a la tecnología y ya hay una cosa en la que está evolucionando», explica el productor Gómez

La cinta animada mostrará al pequeño joven de las cavernas que decide entrar a un torneo para ayudar a una chica que forzosamente debe irse con el triunfador.

«Wango es el gordito que no cabe físicamente en una era en la que solamente hay cazadores natos; entonces descubre una cueva donde hay jeroglíficos que se refieren a los alien y toma algunos inventos de ahí. Llega el alien para continuar su investigación, se hacen amigos y le ayuda a pasar algunas pruebas con la tecnología», refiere

Para realizar la película se usó la técnica de Motion Capture, estos son trajes especiales con sensores en los actores; como lo popularizó Andy Serkis con El Señor de los Anillos y también con el Planeta de los Simios. Los actores encargados de esta cinta tienen el fin de que esta animación sea orgánica y que incluso se escuchara su respiración.

«Topo traía mucho el chip de hacerla sin diálogos, era planear cómo hacer una escena sin decir palabras y, por ejemplo, si hay amor, se tocan el corazón y con su pura expresión nos damos cuenta de lo que está ocurriendo, indica Gómez

El proyecto comenzó con el guión en el 2013 y la producción en el 2014, tenían un presupuesto de 50 millones de pesos que venían de la inversión privada. Aplicaron también un estímulo fiscal de Eficine, sin embargo, no fueron aceptados.

Como en ese momento había poca gente para animar, se reclutó a jóvenes de poco más de 20 años que jamás habían tocado un programa.

«Luego pasó que se tuvo que parar un rato porque faltó financiamiento; no había dinero suficiente para el render (programa que da toques finos a la animación), mandarla a la India sonaba bien, pero no había cómo y luego darle la película a un estudio chino y pues no, entonces con nuestra propia infraestructura la acabamos», recuerda el también realizador del filme Z-Baw

Wango & Quark ya fue vendido para cines en Reino Unido, Sudáfrica, Turquía, Brasil, Argentina, Costa Rica y Perú, pero debido a la pandemia, pueden optar por streaming. En México están las negociaciones para su estreno. /puroshow.com-

Leave a Comment