El futuro del móvil tiene sentido. Los smartphones ocupan una gran parte del tiempo diario de los seres humanos, por lo cual la tecnología sencillamente evolucionará para incorporarse en tu cabeza, mientras que el teclado podría aparecer y desaparecer de tu mano, al mejor estilo de series futuristas como Minority Report.

Aunque pueda sonar “friki” en esta oportunidad lo aseguraron los expertos en el Foro Económico Mundial, celebrado en Davos, Suiza, en donde las mentes pensantes y los líderes más influyentes de la industria han dejado claro a través de una encuesta que previsiblemente para el año 2023, ya esté disponible comercialmente este tipo de tecnología que marcará el futuro del móvil.

El informe ofrece una visión de hacia donde se dirige la tecnología en el futuro. Estamos en una época de cambios trascendentales, en donde además de implantar un móvil en tu cabeza para hacerte el día a día más fácil existirán una variedad de chips con fines médicas que podrán reportar patologías y ayudarte a cuidar de ti mismo con menos visitas al médico y más telemedicina a distancia.

La evolución de la que hablan los expertos en Davos no es otra que la llegada de la Inteligencia Artificial, los dispositivos conectados a Internet y la impresión 3D. Sin embargo lo más relevante sigue siendo la oportunidad de que las tecnologías al servicio de la medicina se conecten a ese móvil implantado en tu cuerpo para transmitir datos. Ahora queda un detalle… ¿cómo insertarán esos chips en tu cuerpo? Una opción sería como se hace actualmente con los perros, aunque estoy seguro de que a nadie le gustaría tener cicatrices de ningún tipo solo por implantarse terminales que reciban llamadas o envían mensajes de texto.

Y desde luego hay una cosa que podría frenar a los más entusiastas de implantarse chips en su cuerpo: la eterna preocupación por la privacidad y la vigilancia gubernamental.

Predicciones del futuro por año

Según el Foro Económico Mundial lo que nos impactará de manera inmediata será la ubicuidad. La posibilidad de tener cualquier cosa que almacenemos a nuestra disposición en cualquier lugar, como si lleváramos un disco duro enorme en el bolsillo. La nube será trascendental en estos términos, y hará que tengamos lo que necesitemos cuando lo necesitemos.

Para el 2021 los expertos vaticinan que los servicios robóticos comenzarán a aflorar, mientras que el 2022 será el año del Internet de las Cosas y para las Cosas, los dispositivos wearables serán más populares que nunca y la impresión 3D llegaría a su máximo punto de ebullición. De allí en adelante, cobrará protagonismo la tecnología implantable y con ello, cambiará por completo nuestro día a día. / Vía: historico.prnoticias.com-

Leave a Comment