A Alison Carey, hermana de Mariah Carey, no le gustó lo que leyó en las memorias “The Meaning of Mariah Carey“, que se convirtió en un éxito de ventas en Estados Unidos y se está negociando una adaptación cinematográfica. Alison está demandando a Mariah y quiere una compensación de 1,25 millones de dólares, según el sitio web de TMZ. Afirma haber sufrido “angustia” por los informes publicados.

TMZ afirma haber tenido acceso a los documentos del caso. En el papeleo, Alison Carey afirma que Mariah nunca le dio la oportunidad de contar su versión de las acusaciones en el libro. Según Alison, la cantante tampoco presentó evidencia de lo que denunció, humillándola públicamente. En el libro, la diva del pop relata su difícil infancia en una familia disfuncional.

amenta que su madre haya confiado su cuidado a su hermana Alison, quien abusó de las drogas y fue abusiva e irresponsable con ella. “Me lanzaron a este mundo y, literalmente, me sentí como una extraña en mi propia familia. Siempre me vieron como un plan de enriquecimiento rápido”, reveló. Carey dijo que su hermana la drogó a los 12 años. Según los informes, Alison intentó vender a Mariah a un proxeneta de la zona.

Además, Alison le habría arrojado una taza de té hirviendo, provocando quemaduras de tercer grado. Mariah y Alison Carey no tienen ningún vínculo hoy. Alison ya ha sido arrestada por prostitución. El año pasado, incluso demandó a su propia madre, Patricia Carey, por abuso sexual. Ella afirma que Patricia la sometió a “rituales satánicos” y permitió que extraños tuvieran sexo con ella, en contra de su voluntad, cuando solo tenía 10 años.

En la demanda, el abogado de Alison describe: “como resultado, a la demandante se le diagnosticó un trastorno de estrés postraumático, ansiedad y depresión mayor, lo que la llevó a consumir drogas ilegales en un intento por reprimir recuerdos horribles y recibir un amplio asesoramiento profesional”. / musicmundial.com-

Leave a Comment