El Atlántico Norte se convirtió el pasado viernes en un escenario meteorológico muy inusual, después de que un ciclón bomba llamado Ciara azotara Islandia con vientos huracanados, se fusionara con otro ciclón bomba, apodado por la oficina meteorológica británica como ‘tormenta Dennis’.

La tormenta Denis no ha batido el récord de bajas presiones en el Atlántico establecido el 10 de enero de 1993 con 913 hectopascales (hPa), pero le ha faltado poco, creando una depresión de 920 hPa (922 hPa según la oficina meteorológica británica y 919 hPa según el centro europeo de previsiones a largo plazo ECMWF).

Se trata de la segunda presión más baja registrada en el Atlántico Norte desde 1979, en la llamada era de los satélites.

La tormenta Dennis el sábado entre Escocia e Islandia, en su máximo apogeo. A la izquierda se aprecia la otra borrasca que se «fusionó» con Dennis.   –  Derechos de autor
NASA WorldVi

La doctora en Físicas y meteoróloga de ElTiempo.esMar Gómez, explica que esta semana ha habido un baile de borrascas (zona de baja presión). «Por un lado tenemos una gran borrasca que no ha sido bautizada (aunque la universidad de Berlín la llamó Uta) y que ahora ocupa el centro del Atlántico norte. Después llegará Dennis con un mínimo de presión de unos 988 hPa, cuya presión desciende aún más en un proceso de ciclogénesis explosiva.

“Estaremos pendientes de si se bate el récord de mínima presión en una borrasca. Recordemos que lo tiene la borrasca Braer el 10 de enero de 1993 con 914 hPa. Dennis podría sufrir una caída de presión de 53 hPa en 24 horas cuando el umbral para la ciclogénesis explosiva es de 24 hPa en 24 horas, Así que hablamos de un proceso de profundización muy rápido o como lo llaman en inglés weather bomb (
bomba meteorológica)” dijo la doctora.

Meteorólogos británicos han emitido una advertencia climática de peligro para la vida por la amenaza de la tormenta más fuerte que se forma en el noreste de Europa.

La borrasca Dennis el sábado entre Escocia e IslandiaContiene datos modificados de Copernicus Sentinel 2020 obtenidos con EO Browser

El fenómeno natural continua este lunes azotando el Reino Unido y ha dejado hasta el momento al menos 3 personas muertas, y más de 1.000 viviendas han sido afectadas por las inundaciones a lo largo y ancho del país.

Este lunes autoridades confirmaron que los efectos de la tormenta obligaron a cancelar vuelos y servicios de trenes.

El Servicio Meteorológico británico ha advertido de fuertes vientos para este lunes en Escocia, Irlanda del Norte y gran parte de la costa galesa y el suroeste de Inglaterra.

Leave a Comment