La Tierra tuvo su periodo más tranquilo en décadas durante el 2020, ya que la pandemia de Covid-19 redujo significativamente la actividad humana y su impacto en la corteza del planeta, según científicos que trabajan en un estudio global.

Un grupo internacional de sismólogos de 33 países midió un descenso de hasta el 50% en el llamado ruido ambiental generado por los desplazamientos humanos y el zumbido de las fábricas tras la entrada en vigor de los confinamientos en todo el mundo.

El equipo, que incluyó expertos del Servicio Sismológico Suizo de la Universidad ETH de Zúrich, midió niveles de ruido más bajos en 185 de las 268 estaciones sísmicas analizadas en todo el mundo.

El ruido ambiental urbano disminuyó hasta un 50% en algunas estaciones de medición durante las semanas de cuarentena más estrictas, ya que se redujeron los servicios de autobuses y trenes, los aviones permanecieron en tierra y muchas de las fábricas cerraron.

Foto: Reuters

Esto hizo que el ambiente fuera mucho más silencioso que durante las Navidades, tradicionalmente la época más tranquila del año.

“Las semanas de confinamiento fueron el periodo más tranquilo del que tenemos constancia”, dijo el sismólogo John Clinton, refiriéndose a los archivos de datos de los últimos 20 años. “Dado que el ruido humano siempre aumenta, es muy probable que fuera el periodo más tranquilo desde hace mucho tiempo“.

El ruido menor durante las cuarentenas también permitió que en algunos lugares se hayan detectado pequeños terremotos que de otro modo no se habrían observado.

Los pequeños temblores nos permiten mejorar nuestra comprensión del peligro sísmico, dijo el científico Frederick Massin, y también ayudan a evaluar la probabilidad de que se produzcan terremotos mayores en el futuro.

“Ha sido una oportunidad sin precedentes”. / Reuters-Aristegui-

Leave a Comment