Más de 200 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus fueron administradas en 107 países y territorios, de ellas, un 45% en los países ricos del G7 (Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Japón), pese a que solo albergan a un 10% de la población mundial.

Según un recuento de la AFP a partir de fuentes oficiales, hasta el sábado se habían administrado 201,042,149 dosis. Pero esta cifra es inferior a la real ya que dos países importantes, Rusia y China, no comunican sus cifras oficiales desde hace diez días.

Los países del G7 anunciaron su compromiso en favor de una mejor repartición con los países pobres, al duplicar su apoyo a la vacunación contra el coronavirus, que llegará a 7,500 millones de dólares, sobre todo a través del programa Covax, gestionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que busca hacer llegar suficientes dosis de vacunas a las naciones con menos recursos.

Pero en este momento, nueve de cada diez vacunas se inyectan en países con recursos altos o medios-altos, según la clasificación del Banco Mundial, y casi la mitad (45%) en los del G7.

En cambio, en los 29 países de «débil» ingreso, solamente Guinea y Ruanda han empezado a vacunar. Unos 1,840 millones de personas -casi un cuarto de la población mundial- viven en países que aún no vacunan.

Al menos 2,453,070 personas de todo el mundo han muerto por la pandemia desde su aparición, según un recuento elaborado por AFP en base a fuentes oficiales.

Estados Unidos, Canadá y los países europeos representan más de 68 millones de los 110 millones de contagios en el mundo.

Preocupada por la progresión de variantes del virus, Canadá impondrá a partir del lunes pruebas de detección en su frontera terrestre con Estados Unidos, actualmente abierta solo para viajes «esenciales».

«Ningún país estará a salvo hasta que todos lo estén», advirtió esta semana la Organización de los Estados Americanos (OEA) en una resolución aprobada por aclamación por su Consejo Permanente, que reúne a los 34 miembros activos del organismo.

La iniciativa, presentada por los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), y copatrocinada entre otros por Argentina, México, Nicaragua, Panamá y Uruguay, destaca que vencer de forma «sostenible» al virus en todo el planeta dependerá «de la disponibilidad y la distribución de vacunas para todos».

Los 27 países de la Unión Europea acumulan 26 millones de dosis, administradas a 3,8% de la población. Malta (9,2%) está a la cabeza, mientras que Francia, Alemania o España están en la media. / AFP-

Leave a Comment