¿Quién no ha disfrutado alguna vez del liberador placer que supone lanzarse a una piscina vestido en medio de una celebración? El problema es cuando sales: cámbiate la ropa calada, ‘tiende’ el dinero mojado y, si eres un poco despistado, cómprate un móvil nuevo porque el antiguo ha muerto ‘ahogado’. 

Aunque sin duda no es lo mismo, el artista argentino Leandro Erlich ha creado una instalación que permite a los visitantes ‘sumergirse’ en una piscina sin mojarse. ‘Swimming Pool’, alojada permanentemente en el 21st Century Museum of Art of Kanzawa (Japón), genera la ilusión de estar buceando por el fondo gracias a una lámina de cristal sobre la que circula agua y que a simple vista nos hace creer que la piscina está llena.   

La piscina realizada por el artista argentino Leandro Erlich
El efecto óptico que produce la piscina
  • Vía: idealista.com-

Leave a Comment