EXTRAÍDO DE RS190, MAYO 2019 |

ROLLING STONE | A mediados de los años ochenta, en la radio mexicana sonaba una canción de la que todos hablaban y que era víctima de la censura de aquella época. “Sufre mamón” conocida en México como “Devuélveme a mi chica” y el grupo era Hombres G. David Summers, Rafa Gutiérrez, Dani Mezquita y Javi Molina, los cuatro irreverentes y divertidos que siempre encontraron la forma de conectar con su público están de vuelta.

Después de nueve años de Desayuno continental, su última producción en estudio e infinidad de presentaciones en España y Latinoamérica, regresan para presentar su más reciente álbum, Resurrección. “Hemos estado sin parar con las giras y no habíamos tenido tiempo de enfocarnos para meternos en un estudio a grabar otro disco con canciones originales hasta ahora.

Y han pasado nueve años, ¡es increíble!, pero bueno, ya está aquí Resurrección nuestro nuevo disco y estamos encantados con él. Un álbum precioso que nos tiene muy satisfechos y muy contentos», continúa David, “creo que tiene todo nuestro estilo. Hemos avanzado un poquito hacia adelante en cuestión de arreglos, armonías, las letras y las canciones están más cuidadas y ha habido más tiempo para prepararlo. Hemos tenido casi cuatro años para seleccionar canciones, dándole forma al disco que queríamos. Y esperamos que el público perciba que es un trabajo especial y diferente».

Fueron cuatro años para darle forma a este álbum, tiempo en el que maduraron las ideas, composiciones y que estuvieran contentos con el resultado. “Empezamos a grabar en marzo de 2016. Preparamos ocho canciones en esa primera sesión y luego fue justo cuando volvimos a México de gira.

Lo retomamos en el 2017 pero el disco se sentía cojo. Ocho canciones no eran suficientes. Es difícil después de muchos años haciendo discos siempre quieres hacer el mejor álbum y en ese sentido tuvimos que ser pacientes hasta que tuvimos las canciones que realmente podían formar el disco y que todos estuviéramos a gusto. Por eso se demoró tanto», recuerda Dani. Mientras David, atento, agrega: “La recepción del público ha sido muy buena.

Creo que está muy bien posicionado en ventas. El público y nuestros fans están enloquecidos por el disco» y Javi interrumpe emocionado, “además, sucede que cada uno te dice una canción diferente. Tú les preguntas: ‘¿Cuál te gusta más?’  y cada uno te dice una distinta, es impresionante y eso nos tiene muy contentos porque era el objetivo: que con todas las canciones ojalá y hayamos hecho ‘el disco blanco’ de los Hombres G», y suelta unas carcajadas.

En el video “Con los brazos en cruz» está la colaboración del actor húngaro Robert Bronzi, el doble de Charles Bronson, un personaje inesperado en este tema. “Siempre nos ha gustado el surrealismo», ríe Dani. “Ya teníamos todo preparado para el rodaje y el realizador fue a un festival de cine muy curioso porque era de las peores películas de la historia del cine.

Me llamó y dijo: ‘Oye, aquí hay un tipo que es exacto a Charles Bronson, ¿queréis que hable con él y lo metemos en el video?’ y dijimos: ‘Sí, claro que sí’. Entonces lo trajimos de Hungría. El tío es encantador y vive de eso, de ser el doble de Charles Bronson. Y como decía Dani que somos tan surrealistas pues metimos a Charles Bronson en nuestro video», afirma David.

Por otro lado, está el protagonista del video, Enrique San Francisco. “Es un actor que a pesar de ser un crápula, en España lo quieren mucho. Es un tío muy querido a pesar de llevar una vida un poco caótica. Es una buena persona y un buen tipo», dice Dani. “Estábamos buscando un personaje de esa edad, de ese corte que fuera un tipo más o menos ochentero, fiestero, que aparece ahora y sigue teniendo el mismo espíritu que tenía en los años ochenta de gamberro.

Estamos hablando ahora de toda la corrección política que antes no había. Antes se vivía así, (como en el video): ibas por los bares, te subías en las mesas, se hacían cosas que ahora están demasiado mal vistas. No era delincuencia, era otra cosa, es gamberreo. Queríamos un personaje así y lo conocíamos así que pensamos en él y quedó encantado», dice Rafa. Y David recalca sobre él que “siempre dice lo que piensa, ‘no se corta ni un pelo’. No es nada políticamente correcto.

Dice lo que le sale de los cojones directamente». En ese sentido es como Hombres G, “claro, entonces encajó muy bien en el video porque la canción es un poco protesta contra eso. Antes, en los años ochenta incluso a principios de los noventa, ibas a un concierto; la gente bebía cerveza, fumaba, saltaba, se subía al escenario, era rocanrol de verdad. Ahora entras y todos se portan muy bien.

Efectivamente, hay menos problemas, menos violencia y menos de todo, pero también hay menos libertad y menos diversión», recuerda David.

Hombres G, con este álbum, se han mantenido vigente desde los años ochenta hasta ahora, una difícil fórmula en la que varios grupos han caído. “Creo que lo que hicieron nuestras canciones fue conectar con una parte muy íntima de las personas.

Una parte muy personal. Yo creo que se formó un vínculo desde el principio con nuestro público», dice Rafa. “Aparte la gente nos ve como lo que somos: gente sencilla y normal. Tíos que nos gusta la música sobre todo, que nunca nos hemos disfrazado de nada, que no queremos pertenecer a ningún tipo de movimiento y sobre todo que tenemos un repertorio de canciones muy bonitas, canciones que hablan de sus vidas y de la gente que tenemos cerca», afirma David.

Pero lo que es un hecho, es que su público ha crecido y cambiado. “Quizá el público en los años ochenta era mayoritariamente femenino y había como una pasión y un histerismo muy grande alrededor nuestro. Era como un fenómeno social. Incluso llegamos a pensar que a veces no nos escuchaban, también porque se proyectó la imagen del grupo como si fuéramos unos ‘guapitos’ y hubo demasiados factores que distorsionaron la realidad. Y quizá ahora, por ejemplo, el público que viene a vernos está totalmente entregado, siguen cantando, bailando como locos. Me parece que tenemos un abanico de edades que van entre los 12 hasta los 50 años», cuenta David.

No solo las canciones, el público ha crecido o cambiado, sino también la forma en que se hace la música y su propia distribución. Actualmente muchos grupos ya no sacan un álbum completo sino sencillos. ¿Por qué Hombres G lanzó un álbum completo? A lo que Rafa responde: “Teníamos la necesidad porque pensábamos que también nuestro público tenía ganas de escuchar un trabajo entero».

David complementa: “Siempre hemos querido hacer discos completos. Nosotros siempre queríamos que la gente pusiera la aguja en el primer tema y que la primera canción fuera buenísima, la segunda también, la tercera igual y entonces le dieran la vuelta al disco.

Estamos obsesionados con hacer discos que no tuvieran canciones de relleno. Ahora hacemos lo mismo con Resurrección. Lo que nos cuesta es saber cuál es la canción que más nos gusta. Cuál es la más apropiada para ser single«. Javi opina que también se está regresando al formato del disco. “Los grupos están sacando discos.

Después de un periodo en el que hubo un poco de incertidumbre de que es lo que pasaba, probando cosas, la gente sacaba una canción, ahora creo que está volviendo al disco, a la obra completa». David finaliza recalcando que “hay una tendencia de nuestros fans a querer tener el disco en la mano: ver las fotos, sacarlo. Ahora vamos a lanzar la edición en vinilo y la gente está enloquecida.

A lo mejor se compran el vinilo para enmarcarlo y luego compran al CD para escucharlo en el coche. Es algo increíble». Y sí, Hombres G están de regreso sin censura en una nueva vida.  / Vía: Rollingstone.com-

Leave a Comment