La cantante británica Sarah Harding, que padece un cáncer de pecho con metástasis, reveló que probablemente no vivirá hasta la próxima Navidad a causa de la enfermedad, en declaraciones divulgadas este sábado 13 de marzo por The Times.

Harding, de 39 años y ex componente del grupo musical británico de pop Girls Aloud, reveló el pasado agosto que se le había diagnosticado un cáncer de pecho, que se había extendido a otras partes de su cuerpo.

En un extracto de un libro de memorias (Hear Me Out) de la artista, que publica hoy el citado diario, la artista indica que el pasado diciembre su médico le dijo que «las próximas Navidades (en relación a las de 2020) serían probablemente mis últimas».

«No quiero un pronóstico exacto. No sé por qué alguien lo querría. La comodidad y no tener dolores en la medida de lo posible es lo que para mí ahora es importante», reconoce Harding, que dice que ahora está intentando «vivir y disfrutar cada segundo» de su vida, «sin importar lo larga que vaya a ser».

«Me encuentro en una fase ahora en la que no sé cuántos meses me quedan. Quién sabe, igual sorprendo a todo el mundo, pero es como ahora miro las cosas», afirma.

Harding también reveló que sufrió sepsis mientras era tratada del cáncer de mama en el hospital y que estuvo en coma inducido y con asistencia respiratoria.

«Incluso después de que me desconectaran del ventilador, no podía hablar adecuadamente. Todo lo que podía hacer era emitir ruidos que sonaban a un chimpancé tratando de comunicarse», recordó.

La cantante reconoció que revelar públicamente su diagnóstico -el pasado verano- le resultó «aterrador», al tiempo que consideró que era «lo correcto».

Harding saltó a la fama en 2002 cuando el grupo Girls Aloud llegó a lo más alto de las listas de ventas con su trabajo Sound of the Underground.

Tras la disolución de la banda en 2013, la cantante se centró en su carrera como actriz y, en lo musical, en 2015 debutó en solitario con el sencillo Threads.

En agosto del año pasado, con mensajes subidos a Twitter e Instagram, Harding había confesado que no le resultaba «fácil» hacer pública su enfermedad, que fue detectada a comienzos del 2020.

«Hace un par de semanas me dieron la devastadora noticia de que el cáncer había avanzado a otras partes de mi cuerpo», habia indicado la cantante.

«Comprendo que resulta sorprendente leer esto en las redes sociales -había escrito-, pero la semana pasada se mencionó en Internet que me habían visto en el hospital, así que siento que ahora es el momento de contar lo que está ocurriendo y ésta es la mejor manera que se me ocurre», dijo.

La cantante también expresó su agradecimiento a su «increíble madre, familia y amigos cercanos», por apoyarla, así como a los «maravillosos» médicos y enfermeras «que han sido y siguen siendo héroes».

«Estoy haciendo todo lo que puedo para mantenerme positiva y los mantendré informados sobre cómo lo llevo. Mientras tanto, confío en que todos entenderán y respetarán mi privacidad en estos momentos difíciles», agregó la artista.

Su mensaje provocó muchas reacciones de parte de sus seguidores, como de sus ex compañeras de Girls Aloud, que ofrecieron mensajes de apoyo a Harding.

Entre ellas, Cheryl colgó un emoji en forma de corazón partido en Twitter, mientras que Nadine Coyle dejó un mensaje en Instagram: «Te quiero. Siempre has podido lograr milagros cuando eran necesarios. Estoy aquí durante todo el camino y siempre estaré». / Vía: clarin.com-

Leave a Comment