En 2018 debutó en Netflix la serie documental Haunted, una coproducción entre República Checa y EE.UU. que presenta casos paranormales de la boca de sus protagonistas. Un espacio que, tras dos temporadas, y otra por venir, da paso a su versión latinoamericana.

Una nueva apuesta por el terror, donde la plataforma de streaming ha tenido algunos de sus mayores éxitos gracias a títulos como La maldición de Hill House, que revelará escalofriantes historias que aseguran ser 100% reales, en ciudades de México y Colombia.

Bajo la dirección de Adrián García Bogliano, esta serie mezcla entrevistas con recreaciones para revivir las experiencias de quienes han tenido encuentros cercanos con lo sobrenatural. Como Brisa Ramírez, la figura central del capítulo inicial: La casa maligna.

“Yo sé que prometimos no hablar más de esto, pero como familia tenemos que enfrentar nuestros miedos”, se oye decir a Brisa a sus hijos, esposo y hermano al comenzar el relato de su vivencia, cuando en 2003 se mudó con sus hijos pequeños tras divorciarse.

La casa se ubicaba en Apodaca, Nuevo León, México, y pronto comenzaron a padecer extraños hechos. Como que el menor de los niños viera una escalofriante figura tras la ventana o que Brisa siempre encontraba los juguetes ordenados en el sillón de la sala.

Pero las cosas se complicaron aún más cuando los sucesos se tornaron violentos. Por ejemplo, cuando ella descubrió rasguños en su cuerpo o, meses después, su hijo más pequeño y su segundo marido sufrieron el ataque de una violenta e invisible presencia.

Casos sobrenaturales en México y Colombia

Luego de esta historia se sucederán cuatro relatos no menos sombríos. Como el titulado La muñeca maldita, el primero ambientado en Colombia, específicamente en Bogotá, donde a sus 15 años, en 1990, Zully Dasa recibió como regalo una muñeca de bailarina.

La misma que la continuaría acompañando después de casarse y ser madre. Y tras la cual se escondía la presencia de un hombre mayor que no la dejaba en paz, y tampoco a sus hijas, como lo comprobó gracias a un programa radial sobre casos paranormales.

Luego se sumarán los capítulos La dama del Molino, con un policía mexicano que ve mujeres fantasmas; Algo toca la puerta, donde un joven de Ciudad de México es acosado por fuerzas malignas, y El diablo baila en Semana Santa, con un colombiano que vio al demonio.

Una sucesión de casos sobrenaturales que repiten la estructura de la serie original, con el protagonista de las historias contando la experiencia a sus cercanos, mientras las imágenes recrean los atemorizantes hechos y figuras que fueron parte de su padecimiento.

Lo que cambia es el entorno de donde se presentan los testigos, ahora en medio de un gran living, a diferencia del Haunted inicial que los situaba en un salón más pequeño, y el que las recreaciones tengan una atmósfera más oscura y asfixiante que las del primer espacio.

Aunque se conserva el no dar un cierre definitivo a los casos y no entregar mayores detalles sobre ellos, quizás para provocar más tensión en los espectadores. Lo que hace de Haunted: Latinoamérica un programa hecho especialmente para los seguidores de su serie antecesora. / Con información de LtFinde-

Leave a Comment