La actriz británica Helen McCrory, una de las protagonistas de la serie Peaky Blinders y las películas de Harry Potter, ha fallecido este viernes a los 52 años. Según ha explicado su esposo, Damian Lewis.

McCrory, ha muerto «pacíficamente en casa» después de una «heroica batalla contra el cáncer». «Murió como vivió. Sin miedo», ha escrito Lewis en Twitter. «Dios, la amamos y sabemos lo afortunados que somos de haberla tenido en nuestras vidas. Ella resplandeció tan intensamente. Ve ahora, Pequeña, al aire, y gracias».

McCrory y Lewis, protagonistas de las series de televisión Homeland y Billions, se casaron en 2007 y tuvieron dos hijos.

McCrory interpretó a la matriarca de una familia criminal en Peaky Blinders y a la intrigante Narcissa Malfoy en las películas de Harry Potter.

Entre sus papeles destacados se incluye asimismo el rol como esposa del ex primer ministro británico Tony Blair, Cherie, en las películas La reina y The Special Relationship.

En el escenario, los papeles de McCrory incluyeron a la vengativa heroína griega Medea en el National Theatre en 2014. En el mismo teatro, se destacó como una mujer atrapada entre un marido aburrido y un amante irresponsable en The Deep Blue Sea de Terence Rattigan en 2016. / Con infoemación de ElPaís-

Leave a Comment