• Este tiempo disponible en casa, nos permite realizar revisiones que nos pueden generar ahorros importantes en nuestra factura de energía eléctrica

Ahora que la mayoría de las personas se encuentra en casa por la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus, muchas medidas que implican cambios de normas de conducta y hábitos  de higiene serán adoptados; pero también podemos aprovechar los momentos disponibles para revisar nuestros hogares y realizar reparaciones menores y /o revisiones que permitan generar ahorros en la factura de electricidad.

El manejo de los temas asociados con la electricidad, es para especialistas, pero en Equipos Industriales, te dejamos algunos consejos sencillos para implementar en su hogar

1.- DESCONECTE LO QUE NO OCUPE

Los gadgets o los aparatos electrónicos de consumo que permanecen encendidos continuamente representan un porcentaje importante en la factura de electricidad, al estar conectados, en pequeñas cantidades, cada uno genera un consumo permanente. La recomendación en este sentido es dar un recorrido por su casa, poner aparatos como impresoras, PC, portátiles y consolas en multicontactos o regletas, y apagarlos cuando no estén en uso. Sí, algunos artículos necesitan permanecer conectados, como los módems de internet, pero no es el caso de las impresoras.

2.- ENCUENTRE CADA BOMBILLO INCANDESCENTE Y REEMPLÁZALO

Si tiene un BOMBILLO incandescente, quítelo y sustitúyalo por uno LED. Los primeros usan hasta un 70 por ciento más de energía y se queman 25 veces más rápido que los bombillos LED o los ahorrativos. El consejo es que busque bien, ya que pueden ser parte de las luces exteriores o “esconderse” en bodegas.

3.- APAGA EL CONGELADOR, REFRIGERADOR O ENFRIADOR DE VINO EXTRA Y REALICE LIMPIEZAS PROFUNDAS

Tal vez ese viejo refrigerador que tiene de respaldo es menos eficiente en energía que los modelos más nuevos. Si lo piensa, ese artefacto extra puede que no sea tan necesario. Si organiza correctamente su refrigerador, quizás no sea necesario  tener dos en uso. Para conservarlo, se desconecta, se procede a limpiar y se coloca una taza con café seco para absorber los olores, mientras decide su fin.

Para los refrigeradores que sí están en operación constante, haga una limpieza lo más profunda posible, para el caso limpiar las juntas/empaques de la puerta para un sellado adecuado, revisar que la configuración de la temperatura sea la correcta, puede generar un ahorro; asimismo revisar las bandas de sellamiento de los hornos que no tengan escape, para mantener el calor y consumir menor cantidad de energía eléctrica.

4.- LIMPIA LA VENTILACIÓN DE LA SECADORA

A medida que la pelusa se acumula en la ventilación de la secadora de ropa, el ciclo de secado se hace menos eficiente y dura más, lo que significa un desperdicio de dinero. Aproveche un día para limpiar el ducto y la ventilación, claro, siguiendo prácticas seguras. Asimismo, no está de más considerar las siguientes medidas:

  • Asegúrese de que el ciclo de centrifugado esté trabajando bien para que tu secadora use menos energía.
  • Cuando los días cálidos lleguen, mejor cuelgue su ropa en el exterior para que se seque.
  • Configure la secadora en el ciclo delicado, el cual usa menos energía en general.

5.- UTILICE CARGAS COMPLETAS Y REVISA TEMPERATURA DE LA LAVADORA

Utilizar su lavadora o lavarropa con cargas completas en ciclos cortos con agua fría y durante horas de consumo mínimo, los fines de semana todas las horas son de consumo mínimo, con esto estará ahorrando energía y agua.

6.- APAGUE LA CAFETERA DESPUÉS DE USARLA

La mayor parte de las cafeteras tiene un modo de calentamiento que puede permanecer activo todo el día y usar más energía de la que piensa

7.- ENCUENTRE LOS DEVORADORES OCULTOS DE ENERGÍA

Aproveche el tiempo libre en casa para localizar los denominados “devoradores ocultos” de energía, desde calentadores de agua deficientes hasta ventiladores demandantes.

8.-INVOLUCRE A TODA SU FAMILIA EN EL AHORRO

Si toda la familia genera consciencia sobre la importancia del ahorro de electricidad, estarán atentos en apagar luces que no estén siendo usadas, apagar televisores, aparatos de sonido u otros cuando no sean utilizados, abrir ventanas para mejorar la circulación del aire y disminuir el uso de ventiladores o aires acondicionados, revisar las fugas de agua que activen las bombas, y muchas más.

Leave a Comment