El coronavirus silenció a Broadway. No pudo callar a dos de sus estrellas emergentes.

Samantha Pauly y Brittney Mack, quienes interpretan a dos esposas de Enrique VIII en “Six”, han transformado su decepción por la suspensión del musical haciendo lo que mejor saben: cantar para un público, esta vez en redes sociales.

“En parte es asegurarme de que todavía esté vocalizando y cantando a diario y haciendo algo, pero también me mantiene cuerda”, dice Pauly.

Las cantadas diarias son sólo una manera en que la gente del teatro ha pasado el tiempo desde que Broadway apagó sus luces. Dramaturgos como Lauren Gunderson y Young Jean Lee están ofreciendo tutoriales en línea, artistas están recolectando fondos y coreógrafos están analizando bailes en internet.

El elenco de “Come From Away” hizo un video para dar gracias al personal médico. El de “Beautiful” se reunió en línea para interpretar una versión de “You’ve Got a Friend”. Andrew Lloyd Webber ha serenado a Twitter con sus canciones en piano. Y el reparto de “Hamilton» se reunió — de manera remota — para interpretar “Alexander Hamilton”. Algunos espectáculos han dado un giro y se han convertido en audiolibros.

Los teatros de Broadway cerraron abruptamente el 12 de marzo, cancelando todos los shows en cartelera además de 16 que todavía estaban por estrenarse, incluyendo “Diana”, “Mrs. Doubtfire” y “Company”. La noticia fue especialmente devastadora para el elenco y equipo de “Six”, que se enteró del cierre apenas unas horas antes de su estreno oficial.

“Es como si estuvieras en los Juegos Olímpicos y llegando a la recta final y te tropiezas con algo que ni siquiera viste”, dice Mack.

Así que todos los días, Pauly y Mack, desde sus respectivos apartamentos en Roosevelt Island y Harlem, publican videos en Instagram en los que aparecen cantando sus canciones favoritas o alguna solicitada por sus seguidores.

Pauly empezó cantando de todo, desde “Beautiful” de Christina Aguilera hasta temas de musicales rivales como “Mean Girls” y “Beetlejuice”. Mack le siguió, interpretando de góspel a piezas de clásicos como «State Fair”.

Pauly y Mack se mantienen en contacto con otros actores en WhatsApp y añoran poder volver a Broadway. Ambas confían en que “Six”, un espectáculo alegre promujeres, regresará.

“Creo que, como artistas, siempre tenemos mucha esperanza y conocemos el poder del teatro y la música, que es otra razón por la cual he estado haciendo estos videos”, dice Pauly. “Creo que eso es lo que evitó que perdiera el control y me echara a llorar en el sofá”.

El virus ha enfermado a veteranos de Broadway que incluyen los actores Brian Stokes Mitchell, Gavin Creel, Aaron Tveit y Laura Bell Bundy y el compositor David Bryan. Ha cobrado la vida del dramaturgo laureado con el premio Tony Terrence McNally.

Algunos espectáculos que iban a estrenarse esta primavera boreal abandonaron sus planes del todo, ¿entre ellos “Hangmen” y una reposición de “Who’s Afraid of Virginia Woolf?” (“¿Quién le teme a Virginia Wolf?”). Otros, como las reposiciones de “Caroline, or Change” y “Birthday Candles”, se pasaron para el otoño.

Y ha habido ayuda de varios cuarteles: los sindicatos y productores de Broadway están usando fondos de emergencia para proveerle a empleados de Broadway salarios y seguro médico al menos por unas semanas. El Actors Fund ha distribuido 2,8 millones de dólares entre miles de trabajadores y el American Theatre Wing está iniciando un fondo de 250.000 dólares para trabajadores y dando 1.000 dólares para empleado en más de 80 teatros regionales.

“Todavía hay muchos artistas que están muy asustados, que están preocupados por dinero, en especial de espectáculos que no volverán”, dice Pauly.

Los productores de Broadway — ansiosos de reabrir una industria que facturó 1.800 millones de dólares la temporada pasada — han revisado sus proyecciones y dijeron el miércoles que los teatros reabrirán el 7 de junio.

Pauly tiene ahorros suficientes para unos meses de renta, pero le preocupa tener que dejar la ciudad si el cierre se extiende más allá de junio. Estaba aliviada de oír la nueva fecha estimada de regreso: «Hay luz al final del túnel”.

Mientras “Six” estaba a punto de decir “hola” oficialmente, otro show estaba a punto de decir adiós. A “A Soldier’s Play” le quedaban apenas tres funciones de su recorrido de tres meses cuando Broadway cerró.

«Simplemente estoy contento de que pudimos casi completar nuestro periodo», dice uno de sus protagonistas, Blair Underwood. “Me siento mal por los artistas y las producciones de próximo estreno que apenas estaban empezando a ensayar. Uno sabe que su futuro ahora es incierto”.

En lo que iba a ser la noche inaugural de “Six”, en lugar del aplauso del público Mack recibió abrazos de su familia y palomitas de maíz. Se llevó a casa las flores de felicitación que había recibido. “Mis amigos me decían, ‘¿Estás bien?’ Yo decía, ‘Necesito alitas de pollo picantes y cerveza ya’”.

Mack y Pauly dicen que tener a sus seres amados cerca mejoró la situación decepcionante, pero ambas están más que deseosas de volver a trabajar.

“Será emocionante regresar y reencender las luces de Broadway”, dice Mack.

___

El periodista de AP Gary Gerard Hamilton contribuyó a este despacho.

Leave a Comment