La intérprete tuvo que gastar más de 700 mil dólares para conseguirle un respirador artificial en la Isla de Barbados.

Rihanna vivió uno de los momentos más angustiantes de su vida, luego de enterarse que su padre, Ronald Fenty, dio positivo a la prueba de Covid-19 y por tal motivo tuvo que ser hospitalizado.

De acuerdo al hombre de 66 años, su salud estuvo tan mal, que la reconocida intérprete tuvo que gastar más de 700 mil dólares para conseguirle un respirador artificial en la Isla de Barbados.

“Mi hija Robyn me visitaba todos los días. Pensé que iba a morir para ser honesto. Tengo que decir que te quiero mucho, Robyn. Ella hizo mucho por mí. Aprecio todo lo que ha hecho”, dijo Fenty en entrevista para el diario The Sun.

Afortunadamente los días de peligro pasaron y luego de 14 días en tratamiento el padre de Rihanna fue declarado libre de la enfermedad que ha puesto en estragos la salud mundial.

Leave a Comment