La empresa estadounidense de artes marciales mixtas PFL (Professional Fighters League) ha anunciado este lunes que reprogramará todos sus combates de este año para el 2021, para priorizar la seguridad en medio de la pandemia de coronavirus y que hasta entonces pagará, además, un salario mensual a cada uno de sus 72 competidores.

Esta medida contrasta con la postura del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien anticipa la pronta reanudación de eventos deportivos. Y también con la intención de Dana White, presidente de la Ultimate Fighting Championship (UFC), de volver a organizar las peleas semanales a partir del próximo 9 de mayo, luego de que se cancelara el evento UFC 249, previsto para el 18 de abril.

«La PFL es una liga global de artes marciales mixtas con atletas de más de 25 países, y nuestra decisión está guiada por la salud y la seguridad de nuestros luchadores, aficionados, socios y el personal de los eventos», explicaron desde la PFL.

Leave a Comment