La sangre de los dos actores será estudiada a fondo por un grupo de científicos en el marco de la búsqueda de una vacuna para vencer al coronavirus.

La sangre de los actores Tom Hanks y Rita Wilson, dos de las primeras celebridades que confirmaron públicamente su positivo en coronavirus el pasado mes de marzo, será empleada por un grupo de expertos médicos como muestra para las labores de investigación que, con suerte, desembocarán en el desarrollo, más pronto que tarde, de una vacuna con la que combatir la pandemia.

Así lo anunció el propio intérprete en una entrevista con la emisora de radio NPR, en la que reveló que se siente orgulloso de la oportunidad que se les presenta a ambos para realizar una importante contribución a la batalla contra la enfermedad. En el caso de que sus anticuerpos tomen el liderazgo en la lucha contra el virus, el actor ha propuesto -en tono de broma- que la vacuna acabe tomando su nombre.

El actor de Hollywood volvió a recalcar en su entrevista que tanto Rita como él se encuentran ya plenamente recuperados de los efectos de la infección, los cuales supusieron un golpe mayor para la artista dados los elevados niveles de fiebre, dolor muscular y náuseas que tuvo que soportar durante su convalecencia conjunta en Australia.

«La verdad es que Rita la pasó mucho peor que yo, su fiebre fue mucho más alta y también sufrió otros síntomas. Perdió por completo los sentidos del gusto y del olfato. Durante buena parte de las tres semanas, no podía disfrutar en absoluto de la comida. Tenía náuseas con frecuencia y no podía hacer otra cosa que arrastrarse por el suelo para poder ir al baño. Fue todo más largo de lo esperado», explicó la semana pasada.

Leave a Comment