en directo

Los peligros de comer atún enlatado con frecuencia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

No tienes demasiado tiempo para almorzar, quieres hacer una ensalada, pasta o un bocadillo, y son las cosas con las que cuentas en la despensa y son una solución más rápida.

2 103Una de las reinas es el atún en conserva, entre las ventajas que podemos destacar está el aporte de proteínas o ácidos grasos omega 3, pero hay que tener cuidado en algunos aspectos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el atún en conserva se puede clasificar como procesado saludable. Es un pescado azul rico en ácidos grasos poliinsaturados, proteínas magras y vitaminas liposolubles como A y D.

Sus nutrientes son beneficiosos para la piel, la memoria, el corazón o el estado de ánimo. Sin embargo, según los datos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, los adultos deben limitar su ingesta a un máximo de dos latas de atún por semana.

Para las mujeres embarazadas, la FDA establece un límite de alrededor de 170 gramos y desaconseja comer atún fresco. La causa es por problemas de mercurio, que pueden causar problemas cognitivos y retrasos en el desarrollo de los bebés.

Al igual la FDA explica que el atún y el pez espada, peces grandes, longevos y depredadores, son especies que acumulan mayores niveles de este metal pesado.

4 motivos para no pasarte con el atún en lata

El atún enlatado contiene conservantes y un alto contenido de sal, por lo que debes tener cuidado si tienes presión arterial alta o estás tratando de reducir el sodio en tu dieta. Para los adultos, la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal al día. 100 gramos de atún enlatado en variedad proporcionan un promedio de 1,5 gramos de sal. Asegúrese de que no supere 0,8.

El atún en aceite contiene muchas más calorías que el atún enlatado y mucho menos calcio y potasio que el atún fresco. Si opta por un aceite conservante, debes elegir un aceite natural o aceite de oliva virgen extra, que tiene propiedades más beneficiosas que el girasol.

En términos de calidad, la gente prefiere consumir productos frescos en lugar de procesados, esto también se aplica al pescado. Además, hay que introducir una fuente diversa de proteínas para no contribuir a la sobrepesca y al cambio climático.

Problema de mercurio, los peces grandes, como el atún, pueden tener hasta 10.000 veces más mercurio en sus cuerpos que los que se encuentran en el hábitat circundante. Esto no quiere decir que no deba comerse, pero puedes acompañarlo de pequeños pescados azules como sardinas, arenques, truchas, caballa, trucha o anchoas, pudiendo alternarlos con pescados blancos como bacalao, merluza, fletán. /Con información de Business Insider- 

Te puede
Interesar