Todos esperamos reemprender nuestra vida social y económica de forma segura, poder visitar a familiares y amigos y volver al trabajo. Una vacuna contra el COVID-19 es crucial para poner fin a la pandemia, salvar vidas y nuestros medios de subsistencia. En este sentido, la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) está desempeñando un papel crucial en la financiación y la aceleración del desarrollo de potenciales vacunas para el COVID-19 a nivel mundial.

Por este motivo, Nestlé ha anunciado hoy que apoyará los esfuerzos de la CEPI con una donación de USD1 millón. La CEPI está trabajando de forma rápida y colaborativa con el objetivo de desarrollar una vacuna contra el COVID-19 que sea segura, eficaz y accesible para todo el mundo en el plazo de 12-18 meses. Aunque ya ha recaudado más de mil millones de dólares por parte de gobiernos, donaciones privadas y personas de todo el mundo, precisa más fondos para conseguir los dos mil millones de dólares necesarios para avanzar al ritmo previsto con los programas del COVID-19.  

Mark Schneider, consejero delegado de Nestlé, ha afirmado: «La pandemia del COVID-19 ha causado mucho dolor y dificultades en comunidades de todo el mundo. Se necesitará una vacuna segura y eficaz para poder volver a la normalidad. Es por ello por lo que decidimos sumarnos a la iniciativa cuando la CEPI hizo su llamamiento. Confiamos en que otros se unan también y apoyen esta importante misión».

Juan Gabriel Reyes, CEO de Nestlé Centroamérica agrega que “este importante anuncio se suma a los esfuerzos que está realizando la empresa a nivel global y local, y que abarcan desde un apoyo económico a la Cruz Roja Internacional valorado en 10 millones de Francos Suizos hasta las ayudas que Nestlé ha dado en los diferentes países o regiones en las que opera, como es el caso de Centroamérica, donde ya hemos donado más de 10.5 millones de porciones de alimentos, beneficiando a unos 3 millones de familias”.

La CEPI es una coalición global innovadora formada por organizaciones públicas, privadas, filantrópicas y de la sociedad civil creada en Davos en 2017 para desarrollar vacunas para detener futuras epidemias.

El Dr. Richard Hatchett, consejero delegado de CEPI, ha declarado: «Se necesitará un esfuerzo enorme para combatir este virus, pero mediante la cooperación global y las aportaciones económicas contra el COVID-19, las empresas pueden contribuir a cambiar el rumbo de esta devastadora pandemia. Agradecemos a Nestlé su apoyo a nuestros esfuerzos para desarrollar rápidamente una vacuna contra el COVID-19 segura, efectiva y accesible a nivel mundial. En este momento tan decisivo, pedimos a otras empresas que sigan la iniciativa de Nestlé y brinden el apoyo necesario para que nuestras vidas, la sociedad y las economías puedan retomar su curso».

Conoce más sobre la respuesta de Nestlé al COVID-19.

Leave a Comment