Fernando Alonso le ha cogido gusto a competir en los videojuegos y este fin de semana tuvo la oportunidad de participar en las 500 Millas de Indianápolis virtuales en homenaje a las que se tendrían que haber celebrado este fin de semana si no hubiese existido la pandemia por coronavirus. El asturiano demostró su talento natural ya sea en la vida real como en lo virtual y venció en las dos carreras. Primero en un bonito duelo contra Jenson Button y posteriormente contra Tiago Monteiro. ¿Un preludio de lo que podemos ver en la realidad el próximo 23 de agosto?

Alonso compitió contra varios pilotos activos y leyendas del automovilismo como Mario Andretti, quien con 80 años y con poca práctica demostró que la habilidad en conducción lo lleva en la sangre. Fue uno de los espectadores de lujo de la lucha entre el español y el británico en la primera carrera.

Primera victoria

En la clasificación, el piloto de rallies Petter Solberg se hizo con la primera plaza. La segunda posición fue para Jenson Button seguido del otro español que participaba en la prueba, Oriol Servià. Fernando Alonso, con un gran tiempo, partió desde la cuarta posición al igual que en su debut. La carrera tuvo una longitud de 20 minutos y desde el primer momento el asturiano se sitúo en la cabeza.

Tanto él como Button empezaron a marcar un ritmo endiablado hasta dejar atrás a toda la parrilla aprovechando un fuerte accidente a sus espaldas. En un baile de adelantamientos entre ambos durante toda la prueba, llegaron a los dos minutos finales para disputarse la carrera, pero la sangre fría de Alonso pudo con Button. El británico cuando lideraba notó la presión y sufrió un pequeño latigazo en su coche. Alonso aprovechó el momento y a falta de 20 segundos se puso líder para sumar su primer triunfo en el mundo virtual. Un espacio que está empezando a toca en este periodo de cuarentena. «Perdí el control del coche en la última curva por estar muy pegados. Luego Fernando cerró bien la puerta y no pude pasarlo. Pasé la mayor parte de la última vuelta recuperando el aliento», comentó Button al final de la prueba.

Por detrás Jan Magnussen superó a Tiago Monteiro para acabar en el tercer lugar, con Tony Kanaan como el mejor de los veteranos de IndyCar en quinto lugar. Mario Andretti perdió una vuelta en un incidente temprano, pero luego se situó justo detrás de Button y Alonso durante la mayor parte de la carrera manteniendo un buen ritmo a sus ya 80 años.

Segunda victoria

La segunda carrera fue una exhibición aún mayor del piloto asturiano. Tuvo que salir desde la parte trasera de la parrilla al partir en una clasificación invertida e hizo una remontada espectacular hasta lograr su segunda victoria del día. En los primeros compases de la prueba ya se había situado en el top 10 y fue escalando y evitando accidentes hasta llegar a la parte alta. Allí se encontró con Tiago Monteiro, quien jugó el papel de Button esta vez.

Si Button tuvo un error en los segundos finales al expiloto de Jordan en 2005 le jugó una mala pasada los pilotos doblados. En los dos últimos minutos se encontraron con varios coches con vueltas y Alonso, desde la primera plaza, supo solventar mejor la situación hasta alcanzar una distancia insalvable para el portugués. Con ello cerró un sábado perfecto con dos victorias en dos carreras.

Para ponerse al día practicó junto a Button. Ambos quedaron para echar una carrera juntos esta semana. El británico no acabó muy contento…Más allá del resultado dejó claro que tiene muchas ganas de correr en Indianápolis, pero sólo en la videoconsola. Después de probarse en el simulador, admitió que pasó miedo por lo que decidió que no disputaría las 500 millas reales. «¡Estaba asustado en el juego!», bromeó junto a un vídeo en el que se les ve correr juntos.

Leave a Comment