en directo

Bruce Willis, enfermo de afasia, se retira de la actuación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El actor Bruce Willis abandonará su profesión tras ser diagnosticado de afasia, un trastorno del lenguaje causado por un daño cerebral que afecta la capacidad de comunicación de una persona.

2 126La familia de Willis, de 67 años y conocido a nivel mundial por la franquicia de películas “Duro de matar”, publicó un comunicado en redes sociales anunciando la retirada del actor.

“A los increíbles seguidores de Bruce, como familia, queríamos compartir que nuestro amado Bruce ha estado experimentando algunos problemas de salud y recientemente se le diagnosticó afasia, que está afectando sus habilidades cognitivas”, se lee en el comunicado difundido por la hija mayor del actor, Rumer, su actual esposa, Emma Heming-Willis, y su ex mujer, la también actriz Demi Moore.

“Estamos lidiando con esto como una unidad familiar fuerte, y queríamos involucrar a sus fans porque sabemos cuánto significa él para ti, como tú para él”, agrega.

“Como resultado de esto y con mucha consideración, Bruce se está alejando de la carrera que ha significado tanto para él”. “Este es un momento realmente desafiante para nuestra familia y estamos muy agradecidos por su continuo amor, compasión y apoyo”, continúa el comunicado.

Bruce Willis comenzó su carrera de actor a principios de la década de 1980, pero no se convirtió en un nombre conocido hasta protagonizar junto a Cybill Shepherd la serie de televisión “Moonlighting” (1985-1989) e interpretar en 1988 a John McClane en la primera película de “Duro de matar”.

Desde entonces, sus películas han recaudado más de 5.000 millones de dólares en todo el mundo, según la revista Variety. A lo largo de su carrera ha ganado dos Globos de Oro y dos premios Emmy.

¿Qué es la afasia?

La afasia es un daño cerebral que, en la mayoría de las ocasiones, es causado por una apoplejía: cuando la circulación sanguínea en el cerebro queda interrumpida de forma repentina bien por la3 28 obstrucción o por un derrame de un vaso sanguíneo.

La afasia, que también puede ser provocada por un accidente o por un tumor, suele generar grandes cambios en la vida de las personas que la padecen, a quienes cosas que antes eran cotidianas y fáciles de realizar les cuestan un gran esfuerzo.

Mantener una conversación, entender lo que se dice en la radio o en la televisión, llamar por teléfono, leer, identificar señales de tráfico, escribir, hacer sencillos cálculos matemáticos o, incluso, pronunciar su propio nombre o el de sus familiares pueden ser acciones complicadas para quienes sufren esta enfermedad.

Enfermedad sin cura

La afasia es un mal que no tiene cura, aunque su tratamiento puede mejorar notablemente las habilidades del lenguaje de las personas afectadas. /Con información de la BBC- 

Te puede
Interesar