En tiempos de pandemia y confinamiento como los que se viven a raíz del avance del coronavirus en el país y en el mundo, muchas son las dudas que surgen respecto al cuidado de la piel, sumado a la tendencia que se observa en las redes sociales de hacer tutoriales con ingredientes que hay en casa para “fabricar” todo tipo de máscaras caseras para autoaplicarse.

“En primer lugar, una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta en este contexto es extremar las medidas de higiene y no tocarse la cara ya que una de las vías de contagio es la vía respiratoria, nariz, ojos, boca”. El médico dermatólogo Lucas Ponti desaconsejó seguir los consejos y tutoriales que circulan en las redes sociales y recomendó que “una buena opción si se quiere hacer una máscara casera es el yogurt natural, sin endulzante, el que viene sin sabor”. “El yogurt natural acidifica, tiene un ph ácido y humecta, al tiempo que al tener probióticos es ideal para pieles sensibles y con rosácea -recomendó-. El consejo es aplicarlo con una cuchara y retirar con una toalla suave, húmeda y tibia. Y después aplicar la crema hidratante habitual”.

El director de Acneba desaconsejó “las exfoliaciones con azúcar, máscaras con limón, claras de huevo y demás elementos caseros que se ve en muchos tutoriales en las redes sociales”.

“Otro punto importante en los cuidados diarios es no abusar del uso de alcohol en gel ni los jabones antibacteriales ya que su uso excesivo puede traer dermatitis de contacto (alergia). Si estamos en casa lo mejor es el lavado de manos con un jabón cremoso”, agregó.

Rutinas de cuidado (y por qué hoy debe hacerse más hincapié en la de la noche)

“El otoño sería el momento de ir a nuestra consulta al dermatólogo y comenzar una serie de tratamientos tendientes a renovar la piel, pero la cuarentena nos impone que hoy la clave son más que nunca las rutinas de cuidado de la piel hogareñas, combinadas con dos ejes claves: una buena alimentación y ejercicio físico como un gran aliado para mantenernos saludables”. El médico dermatólogo miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) Christián Sánchez Saizar, señaló que “no existe un tratamiento mágico, lo importante es tener rutinas de cuidado diario y ser constantes”.

Por su parte, la médica dermatóloga Lilian Demarchi sostuvo que «una buena dieta que incluya gran variedad de alimentos y una buena cantidad de agua pura (aproximadamente dos litros diarios) es generalmente suficiente para la natural hidratación cutánea».

“Al estar mucho tiempo adentro, la piel está seborreica por el encierro y el estrés, por lo tanto exfoliarla es una buena medida. Sugerimos realizarlo una vez por semana, en forma suave, para eliminar las impurezas y recuperar un tono uniforme”, aconsejó Demarchi, para quien “es fundamental comenzar el día con la piel limpia, por eso al levantarse, el primer paso será lavarse la cara, limpiarla porque porque durante la noche la piel libera una serie de células muertas que es necesario remover”. “Puedo lavarme la cara con una espuma de limpieza poniéndome en ambas manos y aplicándola y luego enjuagar o retirar con esponjas o las mismas manos. También puede utilizarse agua micelar y usarla sola o después de usar la espuma para terminar de limpiar bien el rostro”, agregó.

Después de limpiar la piel es momento de hidratarla y “para esto grandes aliados son los sueros para utilizar previamente a la crema hidratante para no usar hidratante o nutritivas muy pesadas”, recomendó Demarchi. “El suero tiene la ventaja que se seca rápido. La hidratación es ideal que no sea pesada, pero eso va a depender de cada tipo de piel -sostuvo-. También recomiendo usar utilizar protector solar, ya que si bien estamos en casa muchas veces salimos al balcón, la terraza o al jardín y no debemos olvidar que el uso de protector solar es nuestro mejor aliado anti age durante todo el año”.

Reparación de noche

Luego de limpiar y tonificar la piel, que es muy importante a pesar de que no se esté usando maquillaje en todo el día. “Lo importante es limpiar la piel para cerrar poros y limpiar las impurezas que se generan durante el día. Si estoy maquillada es súper importante retirar todo el maquillaje -puntualizó Demarchi-. Preparar el rostro para descansar aplicando una crema humectante o bien un producto anti-age que será el encargado de nutrir en profundidad mientras dormimos. Esta crema es la más importante ya que los principios activos van a actuar cuando la piel esté relajada por la noche”.

En esta época del año pueden usarse cremas que tengan ácido glicólico, que va a ayudar a tratar, es antiage, cierra poros y mejora la luminosidad de piel. “No olvidemos también en nuestra rutina incluir cuello y escote”, destacó Demarchi, quien reforzó: “Un punto importante en la rutina es no olvidarnos de los párpados, hidratarlos y cuidarlos. Utilizar una crema específica para esta zona y sumarla a nuestra rutina después de la crema anti age”.

¿Son los mismos cuidados para mujeres y hombres?

Sánchez Saizar explicó que «los productos cosméticos no tienen sexo, muchas veces son pasibles para ser utilizados tanto por hombres como por mujeres. La diferencia está en que existen diferencias cualitativas entre la piel del hombre y de la mujer».

“El hombre suele tener la piel mucho más seborreica, poros más dilatados que la mujer. En la edad media de la vida, está el factor barba, que con algunas cremas pueden llegar a traer aparejado problemas como la foliculitis -puntualizó-. La piel del hombre por estas características necesita que las cremas tengan la menor cantidad de grasa posible”.

Es importante destacar que el hombre sufre el mismo tipo de agresión solar, del viento, el smog que la mujer y el fotoenvejecimiento corre para los dos de igual manera. “De hecho el fotoenvejecimiento se produce más en el hombre que en la mujer ya que se cuida menos, se protege menos. A iguales edades el hombre suele estar más arrugado y más manchado que la mujer. De acá la importancia que ambos se cuiden y adopten rutinas de cuidado diarias”, reforzó.

“La piel de la mujer es más fina, suele tener menos dilatación de poros, menos grasitud, es más seca. Por eso en general utiliza cremas especiales para su tipo de piel”.

¿Lo importante? “Debemos recordar que tanto el hombre como la mujer tienen las mismas necesidades. La piel del hombre también necesita hidratarse y suavizarse igual que la mujer. La formulación de la crema puede llegar a ser un poco diferente por lo que decíamos antes de que en muchos casos el hombre no necesita que tenga tanta grasa como sí lo necesita la piel de la mujer”.

Así, “la diferencia radica en que las mujeres en general tienen un cutis muy seco y los hombres muy seborreicos. El hombre no se maquilla y la mujer sí. La mujer va a necesitar diariamente una crema limpiadora y el hombre no. Con lavarse con agua y jabón le alcanza para quitar el polvo del día. Si tiene un cutis muy seborreico puede utilizar una crema de limpieza especial, con la indicación de un dermatólogo de acuerdo a su problema y si el hombre después de los 40 años empieza a hacer comedones, (puntos negros) y entonces eso va a requerir limpiezas más específicas”, ahondó Sánchez Saizar.

“En general, no existen grandes diferencias entre los productos, por lo que en la mayoría de los casos pueden compartir cremas, salvo especiales como las lociones post afeitado, que son muy específicas. Donde sí puede haber diferencias es en las bases, es decir en el vehículo que contiene esos principios activos que puede ser más o menos grasosa”, finalizó.

Infobae

Leave a Comment