La plantilla del Liverpool se hizo una foto durante el entrenamiento matutino del conjunto red haciendo el gesto de apoyo a George Floyd, asesinado por un policía racista en Minneapolis. El gesto se popularizó a partir de 2016, cuando Colin Kaepernick, por entonces quarterback de los San Francisco 49ers de la NFL, hincó la rodilla y bajó la cabeza durante el himno estadounidense en señal de repulsa contra los abusos raciales convirtiéndose un símbolo de esta lucha en los Estados Unidos.

La imagen fue compartida en las redes oficiales del Liverpool, así como cada futbolista lo hizo en las suyas personales, todas ellas acompañadas por el hashtag #BlackLivesMatter.

El Liverpool se une de esta manera a los signos de apoyo que se vio en la Bundesliga durante el fin de semana en los gestos de Sancho y Thuram, cuando anotaron en sus respectivos partidos.

Leave a Comment