Clint Eastwood cumple hoy 90 años y se mantiene en plena lucidez creativa. Este mismo año se ha estrenado su hasta ahora última película, ‘Richard Jewell’, que aún no ha sumado ningún premio a su impresionante palmarés (que incluye cinco Oscar) y hace la número 78 de aquellas en las que ha participado como actor, director o productor, sin olvidar sus incursiones como músico.

Clint Eastwood -en su caso el nombre real es también el nombre artístico- llegó a las pantallas, de televisión y cine en 1955, tras haber sido, entre otras cosas, militar, dependiente de comercio o bombero. Alcanzó su primer éxito como protagonista de la serie televisiva ‘Látigo’, de temática western (1959-66) y, en el cine, fuera de los Estados Unidos como protagonista de la famosa ‘Trilogia del dólar’, dirigida por el italiano Sergio Leone en España, que no sólo fue la culminación de los llamados ‘spaghetti western’, sino que revitalizaron todo el género y crearon un modelo de personaje y actuacion que, por cierto, debe mucho a Akira Kurosawa y el cine japonés. Eastwood, como un hiératico personaje sin nombre -todo lo más ‘El Rubio’ o ‘El Manco’- protagonizó La Muerte Tenía un precio (1964), Por un Puñado de Dólares (1965) y El Bueno el Feo y el Malo (1966).

Su regreso a Estados Unidos fue, quizá de forma inevitable, también en el mismo género, en la popular pero también fallida La Leyenda de la Ciudad Sin Nombre (1969). Después pudo desarrollar una larga carrera personal en la que ha tocado todos los genéros, desde el bélico en Cartas desde Iwo Jima y Banderas de Nuestros Padres, al romántico en Los Puentes de Madison, sin olvidar nunca el western: tras alguna gran película como El Fuera de la Ley o el Jinete Pálido, el gran reconocimiento le llegó con Sin Perdón (1992). Incluso la serie de Harry Callaghan (Harry El Sucio) puede entenderse como una actualización del western.

La vida personal y las posiciones sociopolíticas de Clint son tan variadas como su filmografía: Es seguidor del Partido Republicano y apoyó expresamente a Donald Trump en las elecciones de 2016. Sin embargo, está a favor del derecho al aborto, del matrimonio homosexual y el control de armas, rechazados por el pensamiento conservador estadounidense representado por este partido. Según dijo de sí mismo, «soy demasiado individualista para ser de ninguna tendencia».

En 2010, al cumplir 80 años, declaró: «Todo el mundo se pregunta por qué sigo trabajando a esta edad. Sigo trabajando porque siempre hay nuevas historias… Mientras la gente quiera que se las cuente, lo seguiré haciendo». Pues que sea por muchos años más.

Con información de Marca

Leave a Comment