El pasado 10 de mayo, Brian May, el legendario músico, de 72 años,  se cayó en el jardín de su casa. El fuerte dolor que le ocasionó el golpe lo obligó a dirigirse a la clínica, donde lo internaron.

Unas semanas después, el mismo guitarrista de Queen apareció en un video contando lo que le había sucedido en realidad en ese momento: los médicos le encontraron tres arterias bloqueadas, que detenían el suministro sanguíneo hacia su corazón, cuando tuvo que ser ingresado en el hospital por el dolor en el glúteo debido a un desgarro y al nervio ciático comprimido. El compositor, astrofísico y músico sufrió un ataque al corazón.

“La verdad es que estuve muy cerca de la muerte, aunque el dolor que sentía era provocado por otra cosa”, confesó en sus redes sociales.

Queen pospuso sus conciertos y regresará en el 2021, debido a la pandemia de coronavirus.


Leave a Comment